¡Ah, autobuses que darán que hablar!

0
18

CON el retorno y como deportado, del imputado en el asesinato de un abogado de controversiales métodos coercitivos y debido a lo cual, las autoridades judiciales le aguardan para terminar de dilucidar todo el entramado criminal en la ONSA, no es que se cerrará ese capítulo, sino que evidentemente se abrirá otro y mucho más amplio, de los involucrados defendiéndose como gatos boca arriba y señalando funcionarios a mayor nivel que les protegían y lo que será suficiente, para que el OMSAGATE se convierta en otro tema del que los verdes traten de sacar partido.