Así será la zona de tiendas y restaurantes de la quinta torre de la Castellana en Madrid

0
19

Los empleados de las Cuatro Torres al norte de la Castellana de Madrid esperan como agua de mayo una oferta de restauración y tiendas que supla la carencia casi total en la actualidad. Eso llegará en 2020, cuando previsiblemente el grupo Villar Mir y su socio filipino Emperador terminen la quinta torre, bautizada como Caleido.

El nuevo espacio comercial está diseñado bajo el concepto de calles de tiendas y restaurantes de moda del centro de una gran ciudad. “No pensamos en un centro comercial tradicional, sino en calles con tiendas para un público que sigue tendencias”, explica Rocío Zunzunegui, directora comercial de Caleido. El proyecto contará, por ejemplo, con 10 cubos destinados a tiendas icónicas

Caleido, de 165 metros de altura, cambiará el skyline de Madrid. Se levanta sobre lo que iba a ser el nuevo centro de convenciones de la ciudad, pero que finalmente salió a concurso como espacio dotacional con una concesión municipal a 75 años que ganó Villar Mir. El grupo constructor vendió posteriormente el 49% de la sociedad a Megaworld Corporation, del empresario filipino Andrew Tan, dueño de las bodegas Emperador y de la vecina Torre Espacio. El inmueble, al que se destinará una inversión de 300 millones, dispone de 70.000 metros cuadrados, de los que 50.000 están ocupados por IE University, alrededor de 13.000 m2 por la nueva zona comercial y el resto por una clínica de Quirónsalud.

Caleido tiene una forma de T invertida y en la base, con salida a calles peatonales, se ubicarán las tiendas y restaurantes. El nuevo espacio comercial espera atender a más de 50.000 personas del entorno, entre las que destacan 17.675 de las Cuatro Torres, 6.500 del IE o 12.125 del vecino Hospital de la Paz.

Este área comercial se diferenciará claramente en varias zonas. Los grandes cubos exteriores darán al eje de la Castellana, donde el promotor del proyecto busca marcas que instalen allí tiendas icónicas, además de algún restaurante. Esos cubos de alrededor de 12 metros de altura, que se diseñarán a medida, podrán acercarse a los 1.000 m2.

Esos cubos, en su otra fachada, darán a una calle abierta y peatonal que se comunicará con la base de la torre, donde se ubicarán el resto de tiendas. En total, habrá entre 60 y 80 locales y lugares para comer.

Otra de las zonas clave serán los cuatro invernaderos al aire libre ubicados en la base de la torre. Esas cuatro casas de cristal sumará una oferta gastronómica al modo de los mercados de San Miguel o San Antón en la capital.

“Queremos traer el centro de Madrid, zonas como las Salesas o Chueca, hasta las Cuatro Torres”, asegura Alberto Muñoz, director general de Caleido.

“No se trata de lujo, sino seguir un criterio de marcas cuidadas y de tendencia”, apunta Zunzunegui. Villar Mir espera cerrar los acuerdos con los operadores de restauración en 2018 y con las tiendas en 2019. Los espacios gourmet irán desde comida rápida a 10 euros, “pero con el concepto healthy”, señala Zunzunegui, hasta la búsqueda de la apertura de algún restaurante con estrella Michelin. Incluso se contempla un supermercado, aunque también con un enfoque de productos orgánicos.

Además contará con 30.000 m2 de zonas verdes, en el lado que da a la avenida Monforte de Lemos.

Caleido está promovida por Inmobiliaria Espacio, la construcción recae en OHL y la comercialización de espacios en Savills Aguirre Newman. (https://cincodias.elpais.com/)