Cuando todo salga a la luz, el OMSAGATE será tenebroso y traumático para el poder

0
17

LA medida de la condición moral de un individuo y mucho más si es un alto cargo público en una dependencia descentralizada del Estado, la da, el hecho de verse involucrado en el asesinato de un chantajista que le exigía grandes cantidades de dineros a cambio de su silencio y luego, que se conociera, que el entramado de asociación de malhechores de esa dependencia, llegaba al grado, de que suplidores de la misma financiaban los mecanismos de pago a los extorsionadores y de ñapa, se disponía de un equipo de sicarios, prestos a eliminar a quien o quienes no se ajustaban a los requerimientos de la cabeza principal. Que luego se haya descubierto y por medio de una auditoría pública, un serio entramado de corrupción a gran escala, lo único que habla, es que en lo de la ONSA, el gobierno central no actuó con la diligencia debida. Poco ha ocurrido allí. Ahora, solo faltaría, que de la referida auditoría salgan a relucir los periodistas y productores radiales y televisivos e igual directores de medios escritos, quienes durante largo tiempo recibían paga a cambio de facilitar protección mediática permanente, es decir, hablar bien y defender todo el tiempo al paganini y para que se descubra, el siniestro otro entramado de chantajistas mediáticos, que se conoce y que funciona como un tenebroso cartel de pandilleros mediáticos.