Asesinan medallista olímpico Jhomaylen Mañón.

0
211

EL más grave problema dominicano es la errada percepción que los políticos tienen en cuanto a que si alguien no grita no se le atiende y peor, se le insulta, veja y también se le dice que extorsiona, cuando en realidad solo se están reclamando derechos y una debida compostura frente a los demás. He ahí el caso de la grave pérdida sufrida por el deporte olímpico nacional, con el asesinato del medallista olímpico, Jhomaylen Mañón, miembro de la selección nacional de lucha y quien al estar momentáneamente incapacitado de efectuar sus prácticas y al carecer de apoyo económico debió lograr un trabajo de mensajero y lo que le ocasionó la muerte, al momento que unos delincuentes le asaltaron para quitarle los dineros que llevaba de la empresa en la que empezó a trabajar hace 18 días. Esa muerte no tiene justificación alguna y menos, si en el ministerio de Deportes hubiese un fondo especial para darle apoyo económico a los atletas que lo requieren y de manera que siempre estén entrenándose y sin tener que salir a la calle a buscar el modo de cómo mantenerse y en su caso, porque el mísero salario que percibía como cabo de la Fuerza Aerea, no le servía ni siquiera para ingerir un desayuno decente todos los días. ¡Así es que este país les sirve a sus auténticos héroes! Quizás si le hubiese agradado al ministro de Deportes, tal vez le habrían reconocido su derecho de atleta olímpico a entrenarse sin necesidad de trabajar, teniendo un ingreso que le cubriera el costo de la canasta familiar. ¿Cuántos otros están en la misma situación?.

Por medio a una entrevista periodística, el presidente de la Federación Dominicana de Lucha (Fedoluch), Antonio Acosta, expresó su pesar por el fallecimiento del ex deportista a manos de desaprensivos. Acosta valoró las cualidades humanas de Mañon, quien ingresó a esa disculpa dentro del proyecto de desarrollo y fomento de la selección nacional hace seis años. “Estamos de luto, hemos perdido, primero a un ser humano muy dedicado a sus estudios y a la lucha, era pobre, pero pensaba en grande”, dijo un consternado Acosta. “Cada vez que iba, lo veía con una laptop era estudiante de arquitectura, hizo unos cursos en Infotec de electrónica, tenía muchos deseos de superación, esperamos que Dios lo acoja en su santo seno”, agregó en relación al fenecido atleta de 22 años. Dijo que Mañon, quien también era cabo de Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD) consiguió un trabajo como cobrador de una empresa para pagar sus estudios y ayudar a su madre. El deportista asistió a los Juegos Boliviarnos de Perú en el 2013, evento en el que consiguió la medalla de bronce en los 66 kilogramos.