jueves, agosto 11, 2022
InicioDe aquí y de alláCarrera electoral del PLD, ¿podría ser también una muestra inquietante de un...

Carrera electoral del PLD, ¿podría ser también una muestra inquietante de un gasto desmesurado y francamente cuestionable?

Todavía no entendemos, el por qué la Junta Central Electoral, es decir, su pleno, no ha actuado con la celeridad debida  con fines de obligar a los partidos políticos a que sus precandidatos y que es el caso del partido morado, publiquen sus presupuestos de gastos y el origen de los mismos y lo que está dando pie a toda suerte de especulaciones como también de imputaciones, que en muchos casos, afectan la integridad moral y el honor de quienes están en la campaña a favor de lo carrera hacia la nominación presidencial.

Y es que solo por lo que se ha visto y que además se aparenta, parecería que precandidatos como el alcalde de Santiago, Abel Martínez, a quien sus adversarios le imputan un origen non santo a los recursos millonarios que utiliza, han roto toda probabilidad de mesura en el gasto de su campaña y lo que ha despertado toda suerte de rumores, con o sin fundamento, por el despliegue publicitario y mediático que le acompaña. ¿Cuántos de esos dineros que gasta son suyos o cuantos otros son de la entidad municipal que dirige?

¿Hasta dónde un político y actuando como candidato, puede darse el lujo de gastar tan desproporcionadamente, que parecería, que hasta ahora ha gastado mucho más que todo cuanto el anterior candidato presidencial del PLD gastó a nivel nacional en procura de su fallida candidatura?

Si se entienden las interrogantes, necesariamente habría que reclamarle a la JCE por qué hasta ahora no haya dado los pasos necesarios para evitar que muchos ciudadanos no entiendan correctos ni sanos los dineros que un precandidato gasta, aparte de lo más preocupante, que se supone, que la dirección del partido al que pertenece el precandidato, debió de haber emitido una especie de reglamento operativo en cuanto a lo moralmente lícito de lo que cada uno de los siete precandidatos deberían disponer y gastar en sus campañas respectivas y en particular, viéndose que la millonada que Martínez está gastando, es también, mucho más que los gastos que tienen los otros seis precandidatos en conjunto.

Si esta presunción es correcta, entonces, sorprende que la presidencia o el comité político del PLD no hubiesen salido al frente y a modo de que sus precandidatos no se pasen de listos y encima, coloquen al mismo partido en entredicho.

Desde luego, tampoco es que la falla y si la hay, sea de los directivos del partido morado y menos, cuando también se observa la tremenda alegría que tienen medios y periodistas acogiendo los gastos publicitarios de Martínez y lo que debió de obligar al PLD como a la JCE a reclamar los documentos contables que los avalen, pedido que debió de haberse hecho a todos los mass media que están implicados en tan abierta publicidad continua casi de desenfreno.

En este sentido, también se piensa, que parecería que el pleno de la JCE no ha caído en cuenta, que, si ahora a los precandidatos del PLD se les ha dejado movilizarse solos y sin control financiero y contable, bien que se podría estar en la antesala de lo que ocurrirá, cuando a principios del 2024 se inicie la campaña electoral nacional en firme.

Lo que hay que tener en cuenta, toda vez que como la recién promulgada ley de Extinción de Dominio entrará en vigor el 28 de julio de 2023, se presuma, que los precandidatos del PLD están actuando de forma tan manirrota, ahora que entienden que realmente no tienen controles legales que pudieran impedirles actuar sin la fiscalización debida y lo que sencillamente es una grave irresponsabilidad, tanto de la JCE como de las fuerzas sociales que influyen en la toma de decisiones dentro de los organismos de las fuerzas vivas nacionales e igual dentro de la sociedad civil.

En función de esta realidad y tal como muchos sectores nacionales y también ciudadanos tienen parecido criterio al que externamos, que haya que plantear la situación y para que luego no se vaya a poner el grito en el cielo por serias sospechas de lavado de activos y manejo dudoso de recursos públicos a la sombra de los presupuestos de candidaturas y las que ahora y luciendo  sin control, parecería que sus responsables estén tirando por las cunetas de los sumideros mediáticos, millones de pesos sin controles de ninguna especie.

También está lo otro ¿y si los gastos en que incurren esos precandidatos tienen que ver con dineros aportados por la dirección del PLD y derivados de aquellos recursos de los contribuyentes para uso de ese partido durante las elecciones del 2020?, ¿no se estaría en una acción irregular de retención de recursos para utilizarlos ahora como propios de la precampaña electoral?

Evidentemente, que parecería que nuestra inquietud pudiera tener sobrados fundamentos y si esto último que sospechamos, se demuestra que efectivamente es el resultado de dineros públicos retenidos inapropiadamente, ¿no sería suficiente razón para que al PLD se le hiciera una auditoria forense que determine la realidad de la situación que esbozamos y de parte de la Contraloría General de la República o la misma Cámara de Cuentas?

Desde tiempos del imperio romano, siempre se ha dicho y para hablar de integridad y honradez, que la mujer del César no solo tiene que ser honesta sino también aparentarlo y que es una sentencia que consideramos, es válida para toda manifestación humana y la que también el PLD como partido en el poder, siempre ignoró olímpicamente, creemos, por lo tanto, que hay que llamar la atención sobre este aspecto.

Recordemos, que siempre en esta nación y en particular dentro del país político y su sector mediático, sus responsables viven proclamando honorabilidad, decencia, honradez y gran integridad y de lo que solo se puede entender que son puras declaraciones de maquillaje político y es precisamente por esa alta preocupación, que estamos planteando lo necesario de una indagatoria amplia, pues creemos que en lo que respecta a la carrera electoral del PLD, ¿podría ser también una muestra inquietante de un gasto desmesurado y francamente cuestionable? Con Dios. (DAG)

 

 

 

 

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments