EL abogado Julio Cury propuso ampliar conductas susceptibles de juicio disciplinario

0
115

EL abogado Julio Cury propuso ampliar las conductas susceptibles de juicio disciplinario a cargo de los jueces del orden judicial a fin de que se incluya la violación de los precedentes del Tribunal Constitucional.

Cury se quejó de que algunos se niegan a hacer suyos los criterios de la alta corte que, según explicó, son vinculantes para todos los poderes públicos y órganos del Estado. “Me preocupa la desobediencia macroscópica que se observa respecto de los precedentes del Tribunal Constitucional, lo que empieza a traducir en letra muerta el articulo 184 de nuestra Ley Sustantiva”, agregó Asimismo, dijo que todo juez, en términos de empeño intelectual y moral, debe cumplir plenamente sus deberes, entre los cuales figura, por mandato imperativo de la Constitución, reconocer el carácter vinculante de las sentencias del Tribunal Constitucional.

“Lo que debería censurarse en sede disciplinaria no es el resultado de la actividad intelectual del juez, pues salvo el caso de dolo o error inexcusable, no es un ilícito disciplinario. La sanción sería por defecto de la actividad debida, por la oposición y rebeldía a acatar, en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales, las interpretaciones que el Tribunal Constitucional hace de las normas sustantivas”, puntualizó.

El jurista dijo que la resistencia deliberada del contenido de las sentencias del Tribunal Constitucional amenaza con propagarse si no se tipifica expresamente como falta disciplinaria a fin de contribuir a que los jueces, como dispone el artículo 57.1 de la Ley No. 327-98, cumplan leal y eficientemente sus deberes.

“No se trata de un juicio sobre el mérito de la decisión que se cuestiona, sino al error de diligencia y ponderación, a la ligereza, a la arbitrariedad, a la desobediencia. La Constitución es norma suprema y es ella la que consagra el efecto vinculante de las sentencias del TC, por lo que el esfuerzo de motivar decisiones en contra de sus precedentes pone de relieve un peligroso descuido en el modo de proceder de la función judicial que debe y tiene que censurarse disciplinariamente”, concluyó.