El baile que lucha contra la discriminación LGTB en México

0
149

Maquillaje y barbas. Pelucas y tacones. Zapatillas y pestañas postizas. Glamour y vulgaridad. En México ha nacido una cultura de baile con movimientos que desafían el género y dan voz e imagen al colectivo LGTB: se llama vogue.

Omar Feliciano tiene su propio alias: Franka Polari. Ella es una de las precursoras de este movimiento que aterrizó hace unos cinco años en este país de América: “En México, la publicidad y los medios solo representan un cierto tipo de cuerpo: lo blanco y lo rico. En el vogue hay toda un estética que celebra la diversidad de los cuerpos: morenos, torcidos, gordos. Todos tenemos una cabida”.

Retrato de Franka Polari

Retrato de Franka Polari

Una de las principales apariciones de este baile fue en 1990: Madonna lo acercó al gran público con una canción del mismo nombre, a partir de ahí se convirtió en un movimiento que se reivindica como mucho más. Así se fue extendiendo por varios países hasta que llegó a México.

El baile se va estructurando con varios movimientos marcados: pasos para avanzar por el escenario, rápidas patadas de cuclillas, manos en el suelo y caídas con las piernas dobladas. Se trata, también, de un espacio de autodescubrimiento, un lugar donde se puede conectar con el cuerpo y dar rienda suelta a aspectos desconocidos de uno mismo.

El 'voguing' se ha extendido por muchas partes, uno de los principales es Detroit

El 'voguing' se ha extendido por muchas partes, uno de los principales es Detroit

Entre 1995 y 2016 se registraron en México 1310 asesinatos de gays, lesbianas y transexuales: “Dentro del ambiente LGTB también hay mucha misoginia, cuanto más femenino eres, más te critican”, cuenta Mikonika Q. el alias de Michel León, una drag queen con barba y tacones.

No se trata de un baile cualquiera, para llevarlo a cabo hace falta entrenamiento, buena condición física, creatividad, seguridad y mucha fuerza. Al principio empezó a moverse por discotecas de ambiente homosexual hasta que llegó a salas, estudios y competiciones.

Las competiciones tienen cuatro categorías: Runway, desfile por pasarela, Old Way, el estilo con rasgos más antiguos, Baby Vogue, para principiantes y Vogue Femme, donde se explora la feminidad.Este movimiento se apropia del insulto, combate los estereotipos en todos los sentidos, se nutre de energía y pretende extender su lucha a todos los rincones del planeta. (http://www.lavanguardia.com)

“House of Apocalipstick” es una de las casas de vogue en el Distrito Federal de México: