El feminismo insostenible

0
74

Alguien es el responsable y no son ellos. Aprenden lo que les enseñamos e ignoran lo que les negamos. No es una generación menos inteligente que las que le precedieron. Simplemente está peor instruida y los responsables no son los alumnos.

Ocurre en España hoy, en un libro de Historia: “Su misión era juzgar a los sospechosos y sospechosas de herejía o delitos de fe y sancionar a los condenados y condenadas con castigos ejemplarizantes. El 1492 se instó a todos los judíos y judías a convertirse (…) Los nuevos cristianos y cristianas recibieron el nombre de conversos y conversas. (…) Se garantizó a los musulmanes y musulmanas la práctica de su religión…” y por ahí sigue.

Cualquiera deja el libro de texto y se engancha a un videojuego. A los 12 años y a los 40. Es inadmisible no solo por irrespetar el idioma. Es soporífero y aburrir es el primer pecado (judío, musulmán o cristiano) del profesor.

Enseñar es enseñar a pensar, no es enseñar qué pensar.

Y más difícil todavía, como en el circo, y también en España. La ministra de Igualdad, en campaña electoral, sermonea a los asistentes: “Os pido a todas, todos y todes que el día 4 de mayo…” y sigue “quien lo desee puede llevar a su hijo, a su hija, a su hije…”

El enemigo del feminismo ya no es el machismo residual, que ese ya se debilita. Es el feminismo insostenible. No es el que luchó y todavía pelea por la igualdad donde no se ha logrado. Es el que basa todo su corpus ideológico en imponer la diferencia, que es el camino expedito para la desigualdad.

Ahora “somos” todos tan diferentes que la igualdad va a ser inalcanzable. ¿Feminismo? Sí, pero no ese.Por: Inés Aizpún [Diario Libre]