El inversor se refugia en el oro y aparece temor a una coalición extremista en Italia

0
19

El anuncio de la semana pasada de EEUU sobre la reimposición de sanciones a Irán, ha llevado al crudo a cotizar a su mayor valor en tres años y medio. Cabe observar que en los mercados internacionales de crudo ya se constata un nivel de oferta ajustado como resultado de los cortes de producción en Venezuela y el firme cumplimiento del acuerdo de reducción de la producción por parte de la Organización de Países Exportadores de Crudo (OPEC). Dado que EEUU no importa en lo más mínimo crudo iraní y ningún país importador parece estar dispuesto a apoyar la decisión estadounidense, esperamos que la misma sólo se cumpla mínimamente fuera de EEUU, tal y como destaca ETF Securities en su informe semanal. 

Si bien en lo inmediato es improbable que las sanciones bloqueen al crudo iraní, es posible que el factor geopolítico siga pesando sobre el precio. Igualmente, es probable que la reciente subida de precios ceda un poco a medida que otros países incrementan su producción. Actualmente da la impresión que los inversores están tomando beneficios sobre unos precios que parecen ser insostenibles.

El oro continúa atrayendo inversiones ante un nivel de incertidumbre política elevado. La agenda política está ajetreada. Durante el próximo mes será la reunión entre Donald Trump y Kim Jong Un, sobre la cual "cabe el riesgo de que sea más una puesta en escena y no el desarrollo de un plan de paz", según señala el informe de ETF Securities. La intervención de EEUU en Irán es señal de que la mayor potencia mundial está reestableciendo su presencia diplomática en Oriente Medio. No obstante, aún queda por ver si lo anterior ayudará u obstaculizará la estabilidad en la región. Si Irán decidiera salirse del acuerdo (conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto) por cuenta propia, creemos que la región podría convertirse en un caos y escalar la guerra de poder entre Arabia Saudita e Irán.

En este contexto, los ETPs largos sobre oro captaron la semana pasada 16,7 millones de dólares en inversiones, mientras que los ETPs sobre plata, que están muy correlacionados a los de oro, captaron un total de 3,1 millones de dólares. 

Los ETPs cortos sobre FTSE MIB (bolsa italiana) captan el mayor volumen de inversión desde junio de 2017 ante el temor de que se forme una coalición de partidos anti-establishment en Italia. La semana pasada fueron invertidos en estos ETPs un total de 3,6 millones de dólares, mientras que de los correspondientes ETPs largos, se reembolsó un total de 4,5 millones de dólares. Un aspecto que llama la atención, es el hecho de que la reacción de la bolsa y bonos ante el vencimiento (del domingo) del plazo para formar una coalición, ha sido mínima. No obstante, "creemos que los inversores se han posicionado corto para una caída en los mercados esta semana".

Opiniones divididas respecto a la dirección del precio del aluminio. La semana pasada fueron invertidos en los ETPs largos sobre aluminio un total de 1,9 millones de dólares, siendo el mayor volumen semanal desde febrero de 2018, mientras que en los ETPs cortos, las inversiones totalizaron los 1,1 millones de dólares, lo que representa el mayor volumen desde mayo de 2016. Si bien los precios han cedido desde los máximos alcanzados el mes pasado cuando EEUU impuso sanciones sobre uno de los grandes accionistas de una empresa minera rusa, es probable que reanuden su avance a medida que estas sanciones entran en efecto (así como las restricciones comerciales contra China).

Los inversores contemplan una mayor apreciación del euro contra el dólar. La semana pasada se invirtió un total de 9,7 millones de dólares en los ETPs largos sobre euro-cortos sobre dólar, mientras que de los ETPs largos sobre dólar y cortos sobre euro, se reembolsaron un total de 8,3 millones de dólares. Lo anterior sugiere que "no parecen estar del todo convencidos de que el reciente repunte moderado del billete verde, pueda ser sostenible". No obstante, dado que los datos macro europeos continúan debilitándose y la Fed no da prácticamente ninguna señal de postergar las dos subidas de tipos contempladas para el resto del año, existe la posibilidad de que los diferenciales de intereses lleven a la divisa estadounidense a apreciarse aún más. (https://www.lainformacion.com)