El único peligro que confronta el proceso reeleccionista. Que la Oposición lograra articular un esquema concientizador de basta ya PLD

0
96

Para un partido y su maquinaria política que tiene tres periodos presidenciales consecutivos y uno anterior alternativo y manteniendo a los mismos dirigentes nacionales desde el 1990, es un verdadero riesgo político el que se le pudiera presentar una acción de concientización popular punitiva y respecto a que cuatro años más a favor del PLD pudieran ser lo más parecido a un suicidio colectivo.

                        Si al mismo tiempo se cae en la comprensión de que efectivamente el Poder Ejecutivo ypalacio-nacional (2) durante los últimos años desde el 2000, no ha sido muy proclive a compartir una fuerte proporción de cargos públicos en la burocracia estatal con dominicanos dentro de la mayoría silenciosa que ni siquiera pudieran ser vistos como allegados o enemigos del régimen y tampoco ocupando a los más de medio millón, que sin ser peledeístas votaron a favor del presidente Danilo Medina Sánchez en el 2012.

                        Entonces, se pueden entender la existencia de un peligroso panorama minado, que, si no se intenta corregir a lo inmediato, bien que pudiera ser un serio contratiempo para todo el movimiento reeleccionista en general.

                        Esto es, el solo hecho de que a los dominicanos se les meta en la cabeza o se les inculque de que basta ya de tanto PLD, bien que podría ser la carta bajo la manga que el subterráneo movimiento popular anti peledeísta tiene y para obtener que la mayor cantidad de conciudadanos hicieran conciencia de que ahora habría que repetir aquella formula popular que se puso en ejecución para mayo de 1978, por medio de la cual y con todos los poderes en sus manos, el último gobierno del presidente Joaquín Balaguer y de la fase de los doce años, fue barrido del poder sin contemplaciones.

                        ¿Dónde se encuentra la diferencia?, que el PRD de aquella época y que fuera tan decisivo para derrotar a Balaguer, es ahora aliado táctico o coyuntural del PLD y su reelección dualpldprd y que la mayoría de los llamado grupos contestatarios de la izquierda radical, comunista y terrorista se encuentran replegados y debido a que ya de edad, la mayoría ha abjurado de sus ideas “revolucionarias” de otrora y ahora son un singular conjunto de frustrados izquierdistas metidos a millonarios neo derechistas que no tienen ánimo para pelear por nueva vez y mucho menos para encabezar barricadas de ninguna especie.

                        Sin embargo y aún cuando el PLD se ha ocupado respecto a aminorar los ímpetus emocionales de los ciudadanos jóvenes, facilitándoles todo tipo de acciones populistas que los haga depender del gobierno y como también ocurre dentro de un grueso poblacional, que tanto recibe subsidios mega millonarios de corte populista y clientelista de ayudas sociales de todo tipo o por lo otro, de engrosar la hipertrofiada burocracia estatal y tanto civil como castrense, muchos creemos ver, que subyace un inquietante movimiento contestatario de corte nuevo y con base en los comunitarios de las ciudades en los barrios periféricos, de los que el PLD no debería confiar y menos descuidar.

                        Todo esto hay que advertirlo, porque esta nación se encuentra en los inicios de418787_238633689560769_108457592578380_494091_1731710004_n una guerra política y social disfrazada de electoral y la que en la medida que las fuerzas sociales minoritarias pudieran ver que no tienen acceso a cargos de elección directa como senadores, diputados, alcaldes y regidores, fácilmente que pudiera darse un fenómeno inédito de rebeldía anti PLD a conciencia y el que de forma contrastante, pudiera colocar en jaque a la reelección presidencial y si se pudiera, hasta obligarla a ganar por la mínima o por la mínima desalojar al PLD del poder.

                        Desde luego, los estrategas gubernamentales, por lo visto hasta ahora han estado muy creídos de que van a ganar con un 60 por ciento del voto popular y lo que en cierta forma es el factor que les hace descuidar una segura compactación de fuerzas opositoras o contestatarias y lo que precisamente en los próximos treinta días pudiera encontrarse totalmente en contra de la reelección del presidente Danilo Medina Sánchez.

                        Lo que estamos diciendo es que el verdadero enemigo de la reelección presidencial se Casa-Nacional-PLDencuentra en el cuadro de emotividades anárquicas que siempre están latentes en una guerra política tan singular como la que ya se ha iniciado y en la que y también hay que decirlo, que el Gobierno y el PLD tienen a favor ser dueños de una poderosa maquinaria política que se destaca realmente frente a la ausente fuerza combativa unificadora de fuerzas opositoras, que en muchos aspectos no son tales y sí simples muestras de lideratos personales frustrados que aspiran a ver como logran obtener parte del pastel electoral para lograr ciertas posiciones ventajistas personales, más lo otro tan decisivo de esa percepción general que da por no confiable al candidato opositor Abinader.

                        El otro Talón de Aquiles, es la propensión peledeísta por querer aplastar, al contrario. Golpear a los que tan subjetivamente entiende tímidos o simplemente, que haciendo uso de esa terrible arrogancia morada, asuma que se basta por sí misma y que para nada requiere el concurso de terceros que pudieran hacer la diferencia mínima a su favor.

                        En este sentido, es más que inquietante observar, como de buenas a primeras, el grueso de los mass media de la prensa mercancía han empezado a dar un sospechoso y sinuoso giro anti PLD y no por principios ni nada parecido y sí porque saben que los dirigentes peledeístas, al momento de que se encuentren ante un frente compacto mediático presumiblemente contestatario, van a flojar papeletas y posiciones y también canonjías con tal de no ser desalojados del poder que detentan.

                        Aún así. Es verdad que existe cierto agotamiento popular ante la continuidad, al parecer indefinida, del PLD en el ejercicio del poder y si fuéramos gobierno, sería lo primero que se debería prestarle atención y porque en momentos tan delicados en los que las fuerzas sociales empiezan a reacomodarse y buscar sus propias ventajas, cualquier situación sorpresiva fácilmente podría provocar una trastada que hiciera perder lo más por lo menos, las ventajas que a este momento el PLD mantiene.

                        Vamos a llamar la atención con el siguiente ejemplo. Desde que trascendió que en el Tribunal Superior Electoral será discutido mañana el asunto del voto arrastre y del que muchaTSE-fachada gente desconocía que todavía existiera y esos jueces, todos de sospechosa raíz peledeísta, desestimaran el recurso y aceptaran que los senadores “de Leonel”, que conforman la mayoría de la cámara alta pudieran ser reelectos y sin necesidad de hacer el mínimo esfuerzo y por la sola razón de que todo aquel que vote por un candidato a diputado, automáticamente está apuntalando la reelección de cada senador y la mayoría gente indeseable que una fuerte corriente nacional no quiere, ¿no podría ser esta la llama que despierte un fuerte movimiento social contestatario contra la reelección del PLD y del Presidente de la República?

                        Hay veces, que tener todos los resortes del poder en una sola mano o partido, no es ventaja y sí contrariedad y por ello presentamos esta situación tan novedosa que será conocida mañana en el TSE, pues aunque no lo parezca, parecería que ese tribunal y por imperativo de las circunstancias oficiales deberá de hilar fino y para que en reacción al mantenimiento del voto arrastre, resulte que la gente se rebele y emita un voto castigo abstencionista, que entonces sí y de ser mayoritario, que al final deslegitime los resultados electorales y por ausencia de legalidad cierta en materia de voto popular directo.

                        En circunstancia tan curiosa e inusual como esa, de nada valdría que el oficialismo ocupara más de veinte casillas de la treintena que estarían en la boleta electoral y si al final los electores y sin importar las consecuencias, se decidieran por no darle su voto a los candidatos del PLD.

                        Traemos el caso a colación y sugerimos que los oficialistas le presten toda la atención a la audiencia del TSE y si es posible intervengan, de suerte y manera que la ciudadanía entienda, que no le será burlado su legitimo derecho a la libertad de escogencia y que el voto arrastre será desechado. No hacerlo, representaría a juicio de muchos, un muy serio peligro para la continuidad peledeísta y lo que advertimos a tiempo.

                        Toda vez que es más que evidente que el único peligro que confronta el proceso reeleccionista, sería que la Oposición lograra articular un esquema concientizador de basta ya PLD y simplemente, porque la gente haga conciencia de que sí se da el voto arrastre, no habría necesidad de ir a votar. De esta manera, un asunto impensable se convierte en terrible factor emotivo que cambia planes y arrojaría a la nación hacia una situación nueva y francamente de gran inestabilidad. ¡Ojalá equivocarnos! [DAG. Jueves, 14 de enero de 2016. Año XIV. Número 5470]