En la medida que se acerca la Navidad, la política pasa a un segundo plano, pero la reelección se aviva y las pasiones también

0
163

Desde luego que a muchos les gustaría que todos los días fueran días de fiesta o mucho mejor, navideños o de fin de año. Pero resulta que el diario transcurrir no permite que la vida pase tan fácil y de ahí, que siempre a final de cada año, hay una especie de desborde de emociones y con su inacabable secuela de heridos y de muertos.

                        Para esta ocasión, la situación no es tan diferente a los últimos veinte años, quizás sí mucho más alborotada que en diciembre de 2011 y tampoco nada de gran reperpero como en las del 2012, pero ciertamente, que medio a salto de todo y visto que el ánimo general está en los comicios generales del 15 de mayo de 2016 y en el como cada ciudadano considera de cómo podrá quedar y de acuerdo al derrotero que cada quien tome, es que 300px-National_Palace_Dominican_Republicpudiera sentirse motivado, que no nos sintamos muy contentos ni complacidos con el panorama que estamos viendo.

                        Si son los del Gobierno o los que se benefician del gobierno, esos y por más que lo quieran disimular, están expectantes ante la posibilidad de que al final del camino, la rebeldía soterrada del presidente del PLD les pudiera generar un gran vacío de apoyo popular que pudiera a su vez, emigrar hacia otros derroteros políticos.

                        Dentro del PLD y según como le haya ido desde que Danilo llegó al poder en agosto de 2012, todo es una de encuentros y desencuentros y en la generalidad de los casos, sin que nadie sienta de a verdad, que dispone del triunfo ansiado o menos que la derrota que quisiera para su adversario principal.

                        Por el lado del arcoíris opositor, ahí las angustias y los sinsabores se encuentran al rojo extremo, viendo y sintiendo que existe la ominosa posibilidad de continuar cuatro años más abajo o que francamente, sus expectativas podrían darles la sorpresa de si materializarse y por algún tipo de golpe de suerte hijo de errores cometidos desde el Palacio Nacional.

                        Si nos adentramos dentro de la variable opositora que se nota con buenos augurios, es evidente que él único que podría cosechar determinados puntos a favor, será el candidato presidencial del PRM, en tanto la dirigencia colectiva de esa organización política, se evidencia que todavía el mismo día de las elecciones se estará peleando entre sí.

                        Para el PRD en cambio, todo parecería que le va de maravillas desde que le ha servido de herramienta110 bisagra, a un PLD, que ciertamente su candidato presidencial buscaba un tercer apoyo que le amortiguara el “desfase” subversivo que el presidente del PLD ha estado ocasionándole a la posibilidad reeleccionista de dos cabezas: La del partido y la del presidente Danilo Medina Sánchez.

                        En cierto modo, hasta ahora todo apunta a que el PRD quedaría bien posicionado como partido, su presidente con la alternativa de mayores contratos y contratas para sus negocios de ingeniería y construcción, pero no del todo seguro para mantenerse en el cargo más allá del recuento que se haga sobre obtención de votos y posicionamiento político y electoral.

DANILO...2                        Danilo y con todo lo que sus adversarios pretenden endilgarle y la feroz actitud suya tan terca, de permitir que funcionarios cercanos suyos golpeen a los amigos o colaboradores que no tienen por qué hacerlo, se expone, a que tantas heridas abiertas y si el primer mandatario no se baja un poco de la nube en la que se encuentra y pasa las manos, podría recibir un peligroso efecto bumerang que tampoco presagia nada bueno.

                        En este aspecto, es indudable que existe un fuerte reflujo mediático por parte de periodistas y sus medios, quienes realmente se sienten golpeados injustamente y lo que poco que mucho les está acercando más hacia una pasividad peligrosa y lo mas parecida a una abstención electiva de súbito.

                        Obsérvese, que esta es la fecha que el cabeza del aparato de propaganda oficial, no busca por reunirse con los periodistas y productores de radio y televisión y editores digitales que sabe independientes y quienes no aceptan, que, por una publicidad determinada y mal pagada, se les trate tal como si fueran sirvientes del poder. Y peor, que sus burócratas en el tercer nivel, actúen con una prepotencia grosera y propia de desalmados.

                        Para colmos, dentro de la mayoría de las oficinas y dependencias de la administración pública en los organismos descentralizados, no solo que la corrupción es muy marcada, sino que en este aspecto nada ha cambiado y menos en los despachos que deben utilizar notarios públicos para que certifiquen contratos oficiales de todo tipo y tamaño, donde más del 97.5 % sus honorarios les son robados.phoca_thumb_l_img_0769

                     De este modo y en la medida que los siete mil notarios registrados en el Colegio Dominicano de Notarios, entienden que el mismo gobierno que la promulgó es el primero en desconocer la Ley 140-15, ocurre entonces una situación harto delicada, pues todas las miradas e índices apuntan hacia el Palacio Nacional y como allí todo es silencio, al final resulta que a sus funcionarios se les pegan todos los platos, rotos por otros.

                        Estamos diciendo, que por más que el presidente candidato se sienta o esté bien posicionado en el favor de las mayorías, los socavamientos que muchos de sus funcionarios les hacen a sus ejecutorias y ni hablar desde el presidente del PLD, parecería, que, si semejante situación no es corregida lo más pronto posible, para el 15 de enero los aprestos reeleccionistas pudieran experimentar serios retrocesos.

                        Sobre este particular, solo hay que ver y junto a la abierta “desatención” que el grueso del público le tiene a la curiosa oposición que aún así se nutre de recursos públicos, que pudiera resultar, que y en manifestación evidente de amplio rechazo popular a todo el aparato político formal, que una apreciable mayoría de ciudadanos haya llegado o llegue a la conclusión, de que lo mejor que los electores deben hacer al ejercer su libertad de escogencia, no es solo fragmentar el voto, sino que en especifico, descartar los candidatos de todos los partidos e impulsar la entrada de candidatos de la sociedad civil, las fuerzas vivas y la clase media y con miras de crear una plataforma independiente de opiniones, libres al aparato político formal y que fueran capaces de lograr romper el monopolio del poder político que hasta ahora y en los últimos 20 años han tenido tres partidos y sus aliados: PLD-PRD-PRSC e indirectamente el PRM.

                        Esa tendencia, se manifiesta cada vez con mayor reiteración, en las opiniones que se vierten en las redes sociales como en los programas radiales y televisivos, donde se deja que la población se exprese y la que, de continuar, muchos entendemos que los principales partidos van a experimentar muy serias decepciones.

                        En el caso del candidato opositor Luis Abinader, la situación es mucho más resaltante, porque dentro38_Deportes_27_3okp01 del PRM y a nivel de su dirección, ya hay una terrible lucha de guerrilla y por parte de gente proveniente de la etapa dinosáurica del PRD, que asume, que utilizando los mismos métodos del pasado podría lograr aplastar a sus oponentes.

prm-y-prsc11                        Sin embargo, si estos se detuvieran a pensar y observar la reacción del público, verían que el grueso del electorado no está con ellos y que en ciertos aspectos hasta les desprecia. Pero y aquí cae como anillo al dedo, el dicho aquel de que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

                        Y en este punto estamos observando una cuidadosa variable por parte del candidato presidencial del PRM, al buscar abiertamente una alianza bien estructurada con el PRSC y lo que le salvaría de que su partido perdiera en mayo 2016, por lo menos las tres cuartas partes de sus diputados, alcaldes y regidores actuales y que es lo que le sobrevendría si se persiste en desunir y no buscar o fijarse en potenciales candidatos a esas curules y posiciones edilicias, que realmente sumen y que necesariamente no tienen que ser militantes políticos y solo sí dominicanos.

                        Entonces, cuando se viene a ver, no es verdad que los aires navideños están desplazando la política electoral y menos, cuando el impulso reeleccionista no cesa ni cede y tampoco las pasiones que desata y ni hablar que estas se colocan al rojo vivo.

                        Viendo pues está realidad, que por obligación haya que tener y disponer de una perspectiva nada lisonjera y sí bien critica y porque, en definitiva, lo que sí tiene que importar es el destino y derrotero que tome la nación a partir del 16 de agosto de 2016.

                        Danilo, ciertamente que continúa siendo la mejor opción electoral, pero ya Abinader empieza a dejarse ver y por sus últimos planteamientos públicos, sería de tontos no tomarle en cuenta. En el PLD, en cambio, todavía están soñando con que María va a lavar y no quieren darse cuenta, de que el desgaste partidario después de tantos años en el poder va a empezar a mostrarse en toda su amplitud a mediados de enero y si para ese momento Danilo no ha rectificado el rumbo reeleccionista, nada haría augurar que pudiera llegar al 15 de mayo sin contemplar y tener serios problemas.

                        Por eso hay que enfatizar, que las situaciones y circunstancias actuales han empezado a girar en torno al quehacer presidencial, haga o no haga el presidente Medina Sánchez y si con el mismo se descubre debilidad y disminución de votantes, ni hablar que tal posibilidad se convertiría en una percepción tan determinante, que entonces a ese momento, Danilo tendría que salir a la calle y no precisamente en plan de conquista y sí de compactación.

                        Por lo pronto, los dueños del 95,7 % de mass media dentro de la prensa mercancía, ya hace rato que empezaron a sacar sus “tarjetas de presentación” de cara, a lo que esperan en beneficios económicos y personales de los resultados electorales y en particular de la reelección presidencial. Sus periódicos escritos y sus estaciones de radio y televisión han formulado sus respectivos “pre avisos” y ninguno son lisonjeros e increíblemente, se observa como el presidente candidato, a estas alturas cree que puede ganarse a toda esa gente.

                        A Montalvo no se le ve ni en los centros espiritistas y en cuanto a Peralta, refugiado en su despacho, considera que con todo cuanto se le ocurre decir, la reelección va bien y viento en popa y lo que no es así. Y lo que quiere decir a su vez, que, si los tres ciudadanos que conforman el núcleo duro del Poder Ejecutivo, se muestran tan alejados de todos, recordemos que se gobierna solo para los ricos y los pobres, que no haya que especular extensivamente y para saber creer distinguir, de que lado o parte, es que cojea la reelección.

                        De esta manera nos encontramos, con que en la medida que se acerca la Navidad, la política pasa a un segundo plano, pero la reelección se aviva y las pasiones también. [DAG. Miércoles, 23 de diciembre de 2015. Año XIII. Número 5448]