En reporte de la Agencia AP Shimon Peres ha contribuido a la conducción de Israel

0
167

UN despacho de la agencia AP recoge que “en una carrera política de poco más de siete décadas, Shimon Peres ha contribuido a la conducción de Israel durante guerras y amenazas existenciales. Pero ahora, ante la nueva ola de violencia que sacude a la nación, el estadista de 92 años se dijo preocupado de que, si las autoridades actuales carecen de seriedad en la búsqueda de la paz con los palestinos, el país vivirá un estado eterno de guerra y corre el peligro de dejar de ser mayoritariamente judío.

En entrevista sostenida el lunes con The Associated Press, el expresidente se abstuvo de censurar directamente al primer ministro Benjamin Netanyahu. Sin embargo, Peres manifestó que están en peligro los valores que él y el asesinado primer ministro Itzjak Rabín heredaron del padre fundador de Israel, David Ben-Gurion. “Más vale tener un Estado judío en una porción de territorio que tener todo un territorio sin Estado judío”, agregó.

“Por su propio bien, Israel debe poner en práctica la solución de dos Estados, porque si perdemos a nuestra mayoría, y hoy somos casi iguales, no podremos permanecer como un Estado judío o como Estado democrático. “Este es el aspecto principal, y muy a mi pesar ellos (el gobierno) hacen lo contrario”.

En 1993, Peres negoció el primer convenio provisional de paz con los palestinos, conocido como los Acuerdos de Oslo, que pusieron en marcha un plan de partición mediante el cual se concedió a los palestinos una autonomía limitada. Sin embargo, las perspectivas para la paz comenzaron a esfumarse después de un periodo aciago de seis meses en 1995-1996 que incluyó el asesinato de Rabín, una oleada de atentados con bombas que perpetraron atacantes suicidas palestinos y la derrota de Peres ante Netanyahu. Hoy día, miembros de alto rango del gobierno radical de Netanyahu aseguran que los Acuerdos de Oslo están muertos, que el presidente palestino Mahmoud Abbas es irrelevante y que el Estado palestino es sólo una peligrosa fantasía.

En 2009, Netanyuahu había aceptado de mala gana el concepto de un Estado palestino. Sin embargo, nunca pareció haberlo aceptado completamente y desde entonces se ha distanciado de hacer cualquier declaración al respecto. Netanyahu ha acusado a Abbas de incitar la actual ola de ataques palestinos que ha durado seis semanas y declaró recientemente que Israel tenía que aceptar que la paz es improbable y tenía que continuar su existencia “combatiendo” . Esas declaraciones evidentemente irritaron a Peres, quien había negociado antes con Abbas en nombre de Netanyahu y quien todavía considera al gobernante palestino como el mejor socio posible de Israel para alcanzar la paz.

“La alternativa a la solución de dos Estados es una guerra permanente, y nadie puede mantenerse en guerra por siempre. Quien crea que debemos vivir con la espada en la mano, no debe olvidar que hay otras espadas también”, dijo.