Entonces quiere decir, ¿que 16 años después de haber estado fuera del poder, los perredeístas de antes y disfrazados de PRM, ahora se plantean un reforzamiento de la seguridad nacional como su mejor propuesta institucional?

0
48

Es decir, en vez de los perredeístas haber entendido el por qué la población les dio la espalda en el 2004 y castigándoles severamente, los dominicanos debemos entender, que estamos ante una segunda ola de fascismo inducido y por parte de individuos genéticamente ácratas y por lo tanto, disociados de saber vivir en paz con todo el mundo y en particular con los que entienden sus adversarios.

Desde luego, estamos conscientes, que llegar a semejante conclusión, que de suyo es sociológicamente hablando un tremendo paso para atrás y mucho más para una sociedad y nacional, que independientemente a la lucha política, se caracterizó en los últimos 24 años por haber llevado la economía hacia un crecimiento tan espectacular como sostenido, que era imposible pensar, que cien días después de haber llegado al poder, el nuevo equipo de gobierno del presidente Abinader, este se empeñaría en presentarse como si sus miembros fueron los “ángeles vengadores” de aquellos perredeístas abusadores y quienes hicieron del poder la peor mascarada de gobierno que se pudo tener y que redujo por años las expectativas nacionales y para decirlo francamente, a cenizas.

Ahora esta nueva edición de lo mismo de antes, pero dentro de un sesgo de populismo criollo trasplantado con características otomanas, no da espacio para que la convivencia pueda entenderse como razonable o que el nuevo equipo gobernante, sea uno realmente preocupado por ejercer la verdad y por lo contrario, se le vea y entienda, como uno tortuosamente preocupante al utilizar como accionar de gobierno, la herramienta distorsionada de pura propaganda y en base a un sutil aire de represión contra quienes no se ajusten o no quieran aceptar las nuevas políticas represivas, que abiertamente se pretenden imponer.

¿Cómo es posible que un gobierno nuevo y compuesto por una generación nueva de la que hasta hace poco se entendía que la componía un grupo de muchachos jugando a hacer política y eventualmente instalarse en el poder, entiendan, que para mantenerse en el poder deberán de hacer uso de las formas mas insospechadas de represión, cuando al llegar al mismo y hace poco y si dejamos a un lado los rencores  nada dormidos entre peledeístas y perredeístas, nunca estos debieron de salir, toda vez  que la nación e independientemente a todos estos aspirantes de políticos, nunca dejó de crecer económicamente y tender puentes entre unos y otros?

Sin duda, que se trata de un fenómeno social digno de estudio, pues todos estos muchachos, ayer, hijos de otros desesperados por llegar al poder político y ahora encontrándose todos manejando y entendiendo que sostienen las riendas del destino nacional, por lo menos, hasta agosto de 2024 y que por lo tanto pueden interpretar los nuevos tiempos haciendo a placer, muchos no creemos que sea el mejor derrotero que se pudiera emprender.

Tómese de muestra, una encuesta aleatoria refrendada por el matutino El Caribe y publicada ayer y en la que el matutino fundado por Trujillo, publica o pregunta, ¿qué área Abinader debe reforzar más y tras los primeros 100 días? Colocándose a seguidas los siguientes indicadores: Seguridad, Agricultura, Salud y Educación y viéndose estos resultados: Seguridad 44 %, Agricultura 9 %, Salud 36 % y Educación 11 %

¿Publicó ese periódico y de “casualidad” tal listado y con esos resultados tan manipulados o, por lo contrario, se hizo como encuesta condicionada e hija del dueño del matutino y de quien todos sabemos que anda a soga corta con relación a sus responsabilidades de construcción en el consorcio Odebrecht Y por lo que le urge cierta relación distendida con el nuevo poder?

Hacemos la observación, porque en este país, absolutamente nada ocurre por casualidad, sino que lo más impensable tiene siempre un propósito ultimo en el que la inocencia no existe y la maldad sí. A razonamiento a contrario, ¿que proclaman esos resultados?, que, para el matutino de referencia, el gobierno debe darle prioridad a la seguridad por encima de todo y que con el pretexto del coronavirus chino le viene de perlas, ya que con las limitaciones a la libertad de tránsito y la represión social con el pretexto del toque de queda, tiene los parámetros suficientes para el control político de la población.

Solo recordando como el PRD de antes utilizó la herramienta represiva y desde su llegada al poder en el 1978, es suficiente para entender el por qué los perredeístas y ahora como perremeistas, no tienen destreza para saber vivir en convivencia con todo el mundo y en paz y siempre han preferido la represión como su mejor ámbito para posesionarse en el poder y gracias al dominio cierto de esa mentalidad dominicana tan sumisa y rastreramente genuflexa.

En consecuencia, nada sobre lo que al respecto Abinader acepte o autorice, puede sorprender y menos, viendo ahora como el redivivo sistema totalitario podría volver por sus fueros y con solo dar los pellizcos necesarios y en este caso al aparato mediático tradicional que siempre y en líneas generales, se amolda a lo que quiera el poder de turno.

Muchos en cambio, entendemos que nuestro joven presidente no tiene necesidad de ver contrarios o enemigos en todas partes y creemos, que, si se propusiera hacer un grande y buen gobierno, pero calcado a las directrices de su padre y no a las de los agentes políticos del PRM, Abinader podría hacer uno de los mejores gobiernos que en algún momento la República haya tenido.

Y es que, como un joven de 54 años, Abinader no tiene necesidad de malquistarse con la mayoría de sus connacionales y menos, cuando casi toda la nación le ha otorgado el beneficio de la duda y le entiende apto para ser un buen presidente, por eso, nos hemos escandalizados, cuando ciertos ocultos agentes del PRD disfrazados de PRM han empezado a acercarse a grupos de presión y para que sean estos desde esos sectores y sus periódicos, quienes y de golpe y sin que medie algún tipo de provocación o pretexto, la emprendan contra la parte de la prensa independiente digital a la que esos grupos entienden que no controlan y que para sus planes de dominio absoluto, es imprescindible  sacarlos de circulación.

Por eso es por lo que preguntamos ¿y entonces quiere decir, que 16 años después de haber estado fuera del poder, los perredeístas de antes y disfrazados de PRM, ahora se plantean un reforzamiento de la seguridad nacional como su mejor propuesta institucional? ¡Cuán equivocados están! Por supuesto muy distinto es y sí de reconocer, que el gobierno y a través del Poder Judicial, la emprenda contra los delincuentes de cuello blanco del régimen anterior y lo que en esos casos no puede haber indulgencia posible. (DAG)