Epidemióloga advierte sobre riesgos de enfermedades tras el paso de un huracán

0
125

La directora general de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Raquel Pimentel, advirtió hoy que las inundaciones provocadas por las lluvias pueden traer consigo la propagación de  enfermedades como la Leptospirosis y otras transmitidas por animales, por lo que exhortó a la población a tomar medidas de prevención para no infectarse.

Pimentel dijo que  tras el paso de un huracán aumentan los peligros de afecciones en la piel y en las vías respiratorias. La epidemióloga hace estas prevenciones en vista de que  todavía hay zonas en las que el agua no ha seguido su curso y continúan estancadas.

La funcionaria hizo la advertencia en una entrevista concedida al programa El Día que se transmite por Telesistema canal 11.

Explicó que la bacteria “leptospira” es transferida al ser humano a través de los animales y puede llegar a las personas por el contacto directo con arroyos, ríos y acumulación de agua contaminada.

“El agua se puede evaporar, pero las micro partículas que  están contaminadas pueden penetrar la mucosa de las vías respiratorias y  multiplicarse  en los pulmones”, expresó la doctora para referirse sobre cómo puede propagarse la Leptospirosis.

Pimentel manifestó que el agua acumulada en los cultivos y en las casas contribuye a la reproducción de mosquitos que a su vez transmiten varias enfermedades. Asimismo, el encierro de una zona afectada por inundación trae problemas en la respiración por la humedad que se forma.

¿Qué se debe hacer?

Pimentel recomienda no bañarse en arroyos o ríos y no tener contacto con zonas inundadas ni cañadas.

También, proteger la piel, usar botas,  guantes y  sombrillas, además de tener la casa ventilada y dar paso a la circulación del aire.

Asimismo sugiere aplicar la cantidad de cloro necesaria para eliminar las bacterias. Agregar cinco gotas por galón, luego de añadir el cloro se debe esperar un promedio de media hora para asegurar que el cloro ha actuado sobre los microorganismos.

Pimentel dijo que hervir el agua es otra forma de eliminar microorganismos.

“Para el agua almacenada conviene tomar precauciones específicas. Se debe tapar el tanque y poner dos dedos de cloro con una esponja por encima del nivel del agua, esto servirá para eliminar los huevos depositados por la mosquita”, explicó la experta.

Mientras que los recipientes que no se necesiten para almacenar agua deben ser colocados boca abajo, para que cuando llueva no se llenen de agua, dijo.

La doctora advierte que si se ha mantenido contacto con las zonas afectadas y se presenta fiebre, dolores en el cuerpo o sangrado por las vías respiratorias se debe acudir inmediatamente a un centro de salud y hacer saber al médico que ha estado expuesto a aguas contaminadas. (http://eldia.com.do)