domingo, enero 29, 2023
InicioDe aquí y de alláEstadounidenses y canadienses de origen haitiano se aprestan por realizar piquetes continuos...

Estadounidenses y canadienses de origen haitiano se aprestan por realizar piquetes continuos ante Consulados dominicanos en EEUU y Canadá

Siguiendo instrucciones de áreas gubernativas no simpatizantes con el gobierno del presidente Luis Abinader, nos hemos enterado de que estadounidenses y canadienses de origen haitiano y de la mal llamada “diáspora”, iniciarán dentro de poco toda una serie de mítines y piquetes contra los consulados dominicanos en aquellos dos países y también en nuestras embajadas respectivas y con el pretexto de que están “horrorizados” con el supuesto “trato inhumano” que esta nación le ofrece a los haitianos ilegales a deportar.

En realidad, de lo que se trata, es llevar a cabo la misma campaña disociadora y falsa que en Washington, particularmente se tiene contra esta nación y debido a que en el Departamento de Estado están molestos porque, a resultas de la última cumbre presidencial en California, Luis Abinader no firmó la declaración a favor de los refugiados en los países al Sur del Rio Grande y por medio de asentamientos y campos de acogida.

Por lo que estamos viendo, se trata de una subida de nivel en los desproporcionados ataques y presiones estadounidenses contra República Dominicana y que su nueva edición tuvo la característica del ataque directo de una subsecretaria estadounidense de origen hindú que vino aquí en visita oficial y como corolario la abusadora declaración de la embajada estadounidense respecto al mal trato “racista” contra los indocumentados haitianos para fines de deportación, más la declaración del comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, quien se explayó sobre el tema y con una falta de respeto fuera de toda proporción.

Es indudable, que se quiere preparar el terreno y para lo que entendemos será el ataque más duro contra Abinader y este país, cuando desde el Consejo de Seguridad de la ONU y con el aval del secretario general Guterres, se emita una declaración “de Estado”, atacando verticalmente a los dominicanos y que de acuerdo con nuestras fuentes se está gestando.

Independientemente de que la indecente actitud norteamericana, para nada admite que trato inhumano en todos los aspectos, es el que EEUU les ofrece a los haitianos indocumentados y a los que por el borde fronterizo con México se les acosa a caballo y a puro fuete, algo que nunca ha sucedido en este país y porque sabemos guardar el debido respeto a los haitianos ilegales, es evidente que este país debe prepararse para contrarrestar publicitaria, mediática y diplomáticamente la nueva embestida.

A nuestro modo de ver los hechos, lo primero que debe hacerse, es llamar a los representantes y senadores estadounidenses de origen dominicano a que salgan a defender la nación de sus padres y quienes como conocedores de primera mano de la realidad que ahora se quiere distorsionar, tienen suficientes elementos de juicio para corregir la abierta manipulación, que estadounidenses de origen haitiano pretenden y en aras de hacer creer que en este país se practicara alguna forma de apartheid y como lo hace EEUU en los estados del sur  y sureste y centro de su territorio con sus afrodescendientes.

Más el otro detalle, que quienes financian a los canadienses de origen haitiano, son los mismos empresarios, comerciantes y millonarios a los que Canadá acaba de aplicarle sanciones económicas y por ser el origen del aprovisionamiento de armas para las pandillas delincuenciales que azotan a Haití y ¿debido a qué?, a que esos individuos y para nada, quisieran que República Dominicana les hiciera lo mismo, les prohibiera la entrada en el país y les confiscara sus bienes y en razón de lo cual se han unido a las embestidas propagandistas de los estadounidenses  de origen haitiano, que tendrán su primer piquete “espontáneo” ante el consulado general en Nueva York este jueves.

Otro dato que indica que la situación es mucho peor de lo esperado, es la postura tomada por la Cámara de Comercio e Industria Haitiano-Canadiense y que conocimos vía de una carta-denuncia enviada al primer ministro haitiano Henry, demandando, que como este país afecta en un supuesto trato indecoroso a los haitianos ilegales, el gobierno provisional haitiano debería y por todos los medios a su alcance, disminuir la dependencia haitiana de productos dominicanos.

Si sabemos y por datos propios del sector de exportadores criollos que las ventas a Haití de productos dominicanos  agrícolas, de comercio e industriales han caído en un 60 por ciento y a consecuencia de la situación de ingobernabilidad haitiana y lo que significa, que nuestros exportadores, luego de acusar el golpe, han sabido restablecerse desviando sus mercancías hacia otros mercados, que haya que entender, que desde ahora la economía dominicana podrá equilibrar las pérdidas de negocios con Haití y lo que significaría, que aquello que pretende la Cámara de Comercio Haitiano-Canadiense de que el gobierno provisional haitiano haga lo necesario para frenar el comercio entre las dos naciones limítrofes, de materializarse, no sería un asunto gravemente perjudicial para nuestra economía y porque la economía dominicana ha tomado las precauciones de lugar.

Es decir, EEUU y ahora junto a Canadá, entiende que nos podría doblar el brazo y que Abinader y su gobierno terminará cediendo a sus abusivos reclamos y lo que no es así. Todavía más, que mañana empiecen los piquetes en Nueva York, lo único que hará, es afianzar la determinación dominicana de defender y robustecer nuestra soberanía como estado libre e independiente.

Solo se precisa, que nuestra Cancillería se disponga a defender a nuestra nación y como parte del gobierno, mostrarse determinante y firme en rechazar cuantas presiones y del tipo que sean, los “socios” estadounidense y canadiense quieran hacernos. No tienen derecho alguno a hacerlo y tampoco la razón y con lo de los piquetes, los gobiernos de los dos países norteamericanos, lo que emiten, es un golpe bajo, que de una u otra forma, enfriará las relaciones dominicanas con los gobiernos de esos dos países.

Entendiendo pues esta situación y recalcando, que se trata, de que estadounidenses y canadienses de origen haitiano se aprestan por realizar piquetes continuos ante Consulados dominicanos en EEUU y Canadá, a esta nación y su gobierno, lo que nos toca es enfrentar con dignidad y determinación la abusiva campaña anti dominicana que ahora se gesta. Dios sabrá hasta donde se habrá de llegar. Mientras tanto, todos debemos cerrar filas detrás de Abinader y su gobierno y frente al acoso y ataque injustificado que ahora nos desafía. (DAG)

 

 

 

 

 

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments