“Europa necesita mayor concentración bancaria”

0
7

Pregunta. ¿Cómo ve la economía mundial en estos momentos?

Respuesta. Creo que atraviesa un momento muy bueno, con un PIB mundial que avanza a tasas del 4%. El ciclo económico en EE UU está más avanzado, aunque ahora disfruta de nuevos estímulos fiscales. En el caso de Europa, su crecimiento se ha desacelerado algo en el primer trimestre, pero las expectativas han mejorado de nuevo. Lo mismo ocurre en Asia.

P. ¿Cree que la inflación y su impacto en los tipos de interés es la mayor amenaza para este escenario tan optimista?

R. Las señales que hay ahora no son para preocuparse. El peligro en este sentido estaría en las economías emergentes. En el caso europeo no hay ninguna presión sobre los precios y en EE UU, por lo menos a corto plazo, no vemos tampoco ningún motivo de alarma. Los tipos de interés en EE UU seguirán su tendencia alcista, de hecho esperamos una nueva subida este mes de junio, y la Reserva Federal continuará con la reducción de su balance. Pero ambas medidas se deben más a una situación de crecimiento robusto que a una amenaza inflacionista.

P. Un exbanquero de Goldman Sachs, Steven Mnuchin, es el actual secretario del Tesoro de EE UU. ¿Cree que está haciendo un buen trabajo?

R. Sí, fue un gran compañero y creo que está haciendo un trabajo notable.

P. ¿Y cómo explica que una persona con un pasado relacionado con los mercados puede apoyar políticas comerciales como las de Donald Trump?

R. No puedo opinar sobre lo que está en su mente, pero creo que el señor Mnuchin ha manifestado públicamente que es un defensor del libre comercio.

P. La deuda pública mundial está en su máximo histórico. ¿Este excesivo apalancamiento puede causar la próxima recesión?

R. La situación varía según la zona que analicemos. En EE UU el endeudamiento está en niveles muy altos y, obviamente, con los recortes fiscales va a seguir subiendo. Por lo tanto, cuando llegue la próxima recesión las medidas para combatirla llegarán más por el lado monetario que fiscal. En Europa el análisis es algo diferente porque la receta contra la próxima crisis, con unos tipos de interés que van a continuar bajos por más tiempo, tendrá que ser más fiscal que monetaria.

P. Usted tiene su oficina en Londres. ¿Cree que el Brexit fue un error?

R. Nosotros fuimos desde el principio contrarios al Brexit. Cuando rompes un mercado se produce una fragmentación en la liquidez, en los flujos de capital, y esto provoca que el acceso a la financiación sea más caro e ineficiente. Es posible que, a pesar del Brexit, los mercados financieros se mantenga unidos y nosotros apoyamos esa opción.

P. ¿Están pensando trasladar su sede europea a Fráncfort?

R. Londres va a permanecer como uno de los grandes centros financieros del mundo y, en este sentido, será un mercado operativo importante para nosotros. Dicho esto, y como parte de nuestro plan de contingencia, vamos a seguir reasignando nuestros recursos en otros países de la UE. Ahora tenemos más gente trabajando en Madrid, París o Fráncfort que hace un año. Esa tendencia se explica en parte por el resultado del referéndum en Reino Unido, pero también por el crecimiento de nuestros negocios en Europa.

P. El asesoramiento en fusiones y adquisiciones [M&A, según sus siglas en inglés], actividad clave para Goldman Sachs, está en un momento dulce. ¿Cree que esta tendencia continuará?

R. Hay muchos factores que están empujando al alza las operaciones corporativas. En lo que llevamos de 2018 el volumen es un 50% superior al registrado en el mismo periodo del año anterior, pero la actividad de M&A, en relación a la capitalización bursátil mundial está todavía por debajo de su nivel más alto. Por eso creo que hay margen para que veamos más movimientos. El impacto disruptivo de la tecnología y la globalización están detrás de este auge.

P. ¿En qué sectores cree que veremos mayor actividad en los próximos meses?

R. Creo que habrá operaciones en cualquier industria y en cualquier país. El sector bancario es un ejemplo. En EE UU el regulador está facilitando las cosas para que los bancos pequeños puedan unirse y crear economías de escala. El sector financiero europeo también necesita mayor concentración. Es cierto que antes deben aprobarse algunas cosas como la unión bancaria y un esquema común de protección de depósitos, pero una vez superados esos obstáculos es importante que se ofrezcan alternativas bancarias paneuropeas.

P. Las fusiones crean gigantes y eso es bueno para las empresas vencedores y para bancos como el suyo que las asesoran. Pero, ¿no cree que es algo malo para el consumidor debido al riesgo de crear situaciones oligopólicas?

R. La valoración de las empresas ha aumentado en los últimos años y por eso el volumen de las operaciones de concentración es también más alto. Las autoridades de competencia están atentas y se están aprobando normas no solo locales sino globales, por lo que creo que los consumidores no tienen de qué preocuparse al estar bien protegidos.

P. La volatilidad ha vuelto al mercado. ¿Le preocupa?

R. La volatilidad es algo normal. Hubo un pico en febrero, pero la situación se corrigió rápido. Los niveles actuales tampoco son exagerados. Las políticas de los bancos centrales explican el largo periodo sin apenas oscilaciones. Prefiero vivir en un mundo en el que los inversores recuerden cada mañana los riesgos del mercado y las consecuencias de las malas decisiones, a uno en el que la situación de calma prolongada lleve a la gente a ser complaciente.

P. Llevamos varios años en el que todos los activos suben al unísono. ¿Teme que haya una burbuja a punto de estallar?

R. Los activos se han revalorizado por las políticas monetarias expansivas. Cuanto el dinero es prácticamente gratis sueles usarlo de forma ineficiente e inapropiada. Todo activo que ofrecía más del 0% subía. Parece lógico que, cuanto los tipos se encarezcan las economías más desequilibradas y la parte más débil del espectro crediticio sufran. Nos vamos a desplazar de un mercado movido por la rentabilidad a otro en el que los inversores ponderarán ese rédito en función del riesgo que se asume. Por lo tanto, se empezarán a exigir retornos mayores a aquellos activos con más riesgo.

P. Markus es la filial de banca comercial de Goldman Sachs. ¿Por qué un banco de inversión se adentra en un negocio tan competitivo como este?

R. Queremos seguir creciendo en los negocios tradicionales, pero podemos utilizar nuestras habilidades tecnológicas, financieras y analíticas para probar en otras actividades. En este sentido, vimos que hay una gran oportunidad en el ámbito del consumo.

P. ¿Tienen pensado competir en España en banca comercial?

R. Actualmente no tenemos plan alguno en este sentido, aunque nada es imposible. Markus nació en EE UU, ahora estamos iniciando las actividad en Reino Unido y próximamente entraremos en el mercado alemán.

P. ¿Quién sustituirá a Lloyd Blankfein al frente de Goldman?

R. Es una cuestión que debe resolver el consejo, pero si piensa en David Solomon probablemente estará cerca de la respuesta.

P. ¿Es cierto que Deutsche Bank le quiso fichar a usted como consejero delegado?

R. Hubo conversaciones, pero creo que han elegido a la persona idónea [Christian Sewing] para el puesto en este momento.

Fuente: https://elpais.com/economia/