Hospitalizan a 408 pacientes; mueren 22 y 1,492 positivos

0
19
Hospitalizan a 408 pacientes; mueren 22 y 1,492 positivos

Adesa dice respuesta gubernamental ha fracasado y propone un cambio de estrategia con apoyo municipal

En las últimas 24 horas, 22 personas fallecieron y otras 1,492 recibieron un diagnóstico positivo al coronavirus, según el boletín epidemiológico 132 publicado ayer por el Ministerio de Salud Pública.

Los datos oficiales indican que el martes las clínicas y hospitales habilitados para tratar esta patología respiratoria, especialmente en el Gran Santo Domingo y Santiago, recibieron una gran demanda e ingresaron a 408 pacientes con lo cual, el total de hospitalizados aumentó de 4,192 a 4,600 en tan solo 24 horas, mientras que el número de personas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) aumentó de 279 a 286.

El acumulado de defunciones durante la pandemia ascendió a 1,123, tras el reporte de 22 muertes en once provincias del país, distribuidas de la siguiente manera: 4 en la provincia Santo Domingo, 4 en San Cristóbal, 3 en La Romana, 2 en el Distrito Nacional, 2 en Santiago, 2 en La Altagracia, 1 en Hato Mayor, 1 en Peravia, 1 en Pedernales, 1 en La Vega, 1 en El Seibo.

118 muertos en una semana

Las estadísticas revelan que en la última semana se reportaron 118 muertos, es decir, 42 defunciones más que en la semana pasada.

En ese sentido, la tasa de letalidad es de 1.70 por ciento, mientras que el porcentaje de positividad de las muestras en las últimas cuatro semanas se colocó en 33.32.

De las 31,112 personas que cursan actualmente con la enfermedad, 26,512 están en aislamiento domiciliario y el total de pacientes que han recibido el alta médica aumentó a 33,947.

Según el boletín, el martes los laboratorios procesaron 3,471 muestras de PCR, de las cuales, 1,492 arrojaron un resultado positivo, con una tasa de positividad de 42.98 por ciento. Esto significa que de cada 100 pruebas realizadas, 42 resultaron positivas.

Las nuevas infecciones se reportaron en 24 de las 32 provincias del país, con mayor incidencia en el Distrito Nacional, la provincia Santo Domingo, San Cristóbal, Santiago, La Altagracia, Duarte, La Vega, Bahoruco, Santiago Rodríguez, entre otras.

Las ocho provincias donde ese día no se registraron casos son Elías Piña, Pedernales, Montecristi, Hermanas Mirabal, San Pedro de Macorís, Hermanas Mirabal, Monseñor Nouel y Monte Plata.

Adesa aboga por un cambio de estrategia; dice respuesta fracasó
Ante la crisis por la que atraviesa el sistema sanitario del país, la Alianza por el Derecho a la Salud (Adesa) clamó ayer por un cambio urgente de la estrategia gubernamental para frenar el avance acelerado del COVID -19 y su secuela de enfermedades, dolor y muertes.

En un comunicado de prensa, la entidad que agrupa a 56 organizaciones sociales afirma que a cinco meses de detectado el primer caso importado del nuevo coronavirus (COVID-19) “es evidente el fracaso de la respuesta gubernamental para frenar su propagación y evitar tanto dolor y muerte en una población indefensa e impotente”.

Recordó que desde el primer momento, Adesa advirtió que el Gobierno solo no podía obtener éxito en la lucha contra la pandemia y sugirió hacer un pacto político y social para afrontar la situación.

De ese acuerdo deberían formar parte, según propuso Adesa en marzo pasado, todas las instituciones de salud, los ayuntamientos, las organizaciones sociales, las autoridades nacionales, provinciales y municipales, las iglesias y los partidos políticos.

“Inexplicablemente las autoridades de salud desoyeron esta sana petición y continuaron solas por un camino equivocado” afirma la coalición, que preside Alba Reyes.

Agrega que los resultados no podrían ser peores: cerca de 70 mil personas contagiadas, más de 1,492 fallecimientos, al menos 288 personas ingresadas en salas de cuidados intensivos, un 33.10% de positividad, hospitales públicos y privados colapsados y un creciente déficit de personal sanitario mientras aumenta la demanda de atenciones por parte de la población.

Puntualiza que esta crisis hay que pararla y que el Gobierno solo no puede.

“Es un hecho inaceptable que el Ministerio de Salud no haya creado un espacio de coordinación plural ni siquiera con las instituciones estatales especializadas como el Servicio Nacional de Salud (SNS), el Consejo Nacional de la Seguridad Social, la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales y el Seguro Nacional de Salud (Sensa) como aconsejaba el sentido común y la responsabilidad. Mucho menos aceptó la oferta de colaboración de los gremios de profesionales de salud y de las organizaciones sociales, como Adesa”.

Propone crear frentes municipales

En ese sentido, la entidad sugiere crear organismos intersectoriales en cada municipio y en cada comunidad bajo una orientación general para detectar y aislar a las personas contagiadas, garantizar atenciones especializadas para los enfermos, buscar insumos de protección para el personal sanitario y para toda la población, incrementar la oferta de camas, de unidades de cuidados intensivos y ventiladores, reclutar personal sanitario y materializar las medidas de aislamiento físico, uso de mascarillas, higiene personal y reducir al mínimo la movilidad.

Adesa cree que urge que el Gobierno adopte cuantas medidas sean necesarias para garantizar el manejo pulcro, transparente y eficiente de los fondos propios y donados que se destinen a combatir la pandemia.

Asimismo, incrementar un programa de pruebas masivas y gratuitas a todas las personas sospechosas de haber contraído el virus y acortar el tiempo para la entrega de los resultados de las pruebas.

La entidad ve necesario sacar la política partidaria de las acciones de protección y habilitar urgentemente los espacios que podrían necesitarse, en adición a los existentes, para atender a los pacientes que requieran hospitalización.

CMD denuncia retraso en el pago a médicos

Ayer el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, denunció que el Gobierno está retrasado en el pago de los salarios de los médicos que laboran en el sector público. Calificó como una vergüenza y un abuso sin precedentes, especialmente contra los galenos que luchan por salvar las vidas de los pacientes de COVID-19 recluidos en las Unidades de Cuidados Intensivos, poniendo en riesgo la vida propia. “Esta barbaridad no tiene ninguna justificación, el hecho de que el SNS no le haya pagado el mes correspondiente a los médicos Este abuso, esta burla ya se ha hecho una rutina”, dijo Suero en un comunicado.

Fuente:El Caribe