Ignacio Vásquez “increíble, pero logré clasificar a Tokio”

0
18
Ignacio Vásquez  “increíble, pero logré clasificar a Tokio”

El dominicano Ignacio Vásquez Jorge está en la historia del olimpismo mundial.
Ignacio Vásquez Jorge es un gladiador.

Ignacio Vásquez Jorge tiene un gran espíritu competitivo y un deseo de ser un triunfador.

Ignacio Vásquez Jorge merece el reconocimiento del pueblo dominicano por su entrega, sacrificio
y amor por la patria.

Ignacio, con apenas 23 años de edad, clasificó en remo para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Increíble
Ignacio Vásquez Jorge consiguió el boleto a Tokio 2020, superando a atletas de 15 países, al concluir la República Dominicana en el quinto lugar entre 20 naciones en el Preolímpico del Continente Americano que se celebró en Brasil, del 1 al 7 de marzo, en el difícil deporte de remo.

“Llegué a Brasil un poco nervioso, pero pude concentrarme. Sabía que la competencia era fuerte y que los atletas de otros países estaban muy bien preparados”, comentó el destacado atleta dominicano.

Refirió que la tensión llegó al máximo, ya que tenía un gran deseo de clasificar para Tokio.

Emoción
Reveló que se emocionó cuando llegó la noticia de que había conquistado
el gran sueño de ir a los Juegos Olímpicos.

“Lo primero que me pasó por la mente cuando supe que había clasificado para Tokio, fue agradecer a Dios por darme la fuerza y el valor para poder entrenar, a pesar de la pandemia del coronavirus. Recordé al instante a mi hijo Steven Vásquez Tineo y mi esposa Rosanne Tineo Joaquín, Ellos son mi inspiración para ser atleta de remo”.

Comentó que al recibir la información, abrazó a su entrenador Brayan Chala Lara, quien fue atleta y representó a la República Dominicana en los Juegos Panamericanos del 2003, celebrados en Santo Domingo.

“El profesor Brayan ha sido un excelente motivador, consejero y siempre me ha dicho que para triunfar hay que luchar y nunca perder el entusiasmo”.
“Hemos triunfado”, le expresó el joven atleta a su técnico. La alegría de los dos fue inmensa”, añadió.

Torneo escolar
Recordó que se motivó para entrenar remo, en una ocasión en que asistió como público a un torneo escolar y vio la competición de los estudiantes de su escuela.
“A los dos meses me interesé, para ver si podía integrarme al remo. Ese fue el primer paso, nunca lo olvido”, dijo.

Apuntó que esos Juegos Escolares fueron en el 2014 o el 2015.

Narró que conversó con uno de los entrenadores, pero que le dijeron que la selección estaba entrenando y que en ese momento no podían aceptar a los interesados.

“Insistí y volví a los dos meses y en ese momento comencé a entrenar y los técnicos me tomaron muy en cuenta, pues percibieron que estaba súper motivado y que mi decisión de ser un atleta de remo era muy seria”.

“Pienso que he logrado algunas metas, por mi disciplina y por haber hecho conciencia de que en el deporte no se regala nada, pues todos buscamos triunfar y ganar reconocimientos”, señaló.

Trabajé duro
Reiteró: “Le doy las gracias a Dios por este regalo, pues sin él nada es posible, a mi bebe y a mi esposa”.

“Tengo que decir que yo me esforcé mucho, pues debido a la pandemia, no se pudo entrenar lo suficiente, pero que en los últimos meses, las prácticas fueron intensas, ya que teníamos el doble compromiso de representar dignamente el país”.

Ignacio Vásquez fue reiterativo al agradecer a todos los que pusieron un granito de arena para hacer posible que pudiera ir a los Juegos Olímpicos de Tokio a competir con los mejores del mundo.

“Nadie logra esto solo. Es un trabajo de equipo y yo lo reconozco”, expresó.

Primera llamada

¿A quién hiciste la primera llamada, cuando supiste que había clasificado a Tokio?, le pregunté y me respondió.

“Llamé a Andrés Osiris Tejeda Cessé, presidente de la Federación de Remo y Canotaje. Le di las gracias por su gran apoyo. De inmediato me comuniqué con mi madre y esposa, quienes se mostraron muy felices”.

Ignacio nació el 4 de diciembre de 1998, pero no recuerda la hora en que su madre lo trajo al mundo.

Entrenamientos
No es fácil ser un atleta de remo y poder llegar a la cúspide.
El poder estar en el escenario de unos Juegos Olímpicos, es el máximo deseo de cualquier atleta.

Ignacio lo ha logrado y ha mandado un claro mensaje, no solo a sus compañeros atletas, sino a la dirigencia deportiva, de que hay que trabajar con metas definidas y dejar atrás las improvisaciones.

Los entrenamientos de Ignacio, uno de nuestros representantes olímpicos, se inician a las 5:30 de la madrugada y concluyen a las 8:30 de la mañana. La segunda sesión es una hora al mediodía y luego en la tarde: tres horas más.

Deporte costoso
Manifestó que el deporte de remo es uno de los más caros. “Bastante costoso por las piezas que se pueden dañar, la alimentación y otros gastos que se incurren en esa especialidad”.

Aportes
Recibe un aporte de 5 mil pesos y seguro médico del Parni, bajo la dirección del Ministerio de Deportes, que dirige, Francisco Camacho y 10 mil pesos de la Federación Dominicana de Remo y Canotaje, que se lo suministra el periodista, Andrés Osiris Tejeda Cessé a nombre del Comité Ejecutivo de esa entidad.

– Publicidad –