INTERNACIONALES. Domingo, 21 de febrero de 2016.

0
36

Carrera a la Casa Blanca: Clinton y Trump aprietan el
paso en Nevada y Carolina del Sur.

Según informa ‘Los Angeles Times’, Hillary Clinton ha anunciado su triunfo en el caucus del Partido Demócrata en el estado de Nevada, EE.UU.A pesar del fuerte desafío presentado por parte del precandidato Bernie Sanders, Hillary Clinton ha logrado ganar el caucus de Nevada por un estrecho margen. Según los resultados preliminares, Clinton lidera con un 52,6%, mientras que Sanders tiene un 47,4%. Se precisa que la victoria de Hillary Clinton se basó en el apoyo de las mujeres y las minorías, según demostraron las encuestas.Además, de acuerdo con ‘The Atlantic’, Donald Trump ha sido el precandidato ganador en las primarias en Carolina del Sur con un 31,7%, según los resultados preliminares. Mientras tanto, Ted Cruz y Marco Rubio han estado en una lucha intensa por el segundo lugar en la votación, con un 22% y 22,7% respectivamente.

Anteriormente, el 9 de febrero el estado de Nuevo Hampshire celebró las primeras elecciones primarias en EE.UU. Entre los demócratas, Bernie Sanders se proclamó vencedor con más de 20 puntos porcentuales de diferencia con Hillary Clinton. Y en el bando republicano, Donald Trump consiguió una victoria con el doble de votos que su rival más cercano.El 1 de febrero se celebró el caucus del estado de Iowa. Según sus resultados, Ted Cruz se convirtió en el precandidato republicano ganador, superando en un 3% a Donald Trump. Mientras tanto, Hillary Clinton lideró de manera muy ajustada el caucus del Partido Demócrata, tras vencer a Bernie Sanders en un 0,2%. [Russia Today]

El Asad: “Hay 80 países que apoyan a los grupos terroristas en Siria”

El próximo mes se cumplen cinco años de unas revueltas tras las cuales Siria se ha sumido en una de las guerras más cruentas que se recuerdan en la historia de Oriente Próximo. Al menos 260.000 personas han muerto, según la ONU. Cinco millones de sirios han buscado refugio en el extranjero. Europa ha acogido a un millón, en una de las peores crisis humanitarias del último siglo. Tratando de cruzar el Mediterráneo, 3.000 personas han muerto ahogadas el pasado año.

Bachar el Asad, que ascendió a la presidencia del país después de la muerte de su padre en 2000, perdió pronto en el conflicto el control de una parte del país, cuando grandes ciudades como Homs o Alepo cayeron en manos de las milicias rebeldes armadas. Recientemente ha recuperado terreno en esos bastiones opositores y su Ejército ha lanzado una ofensiva para cortar las vías de acceso y suministro a los rebeldes desde Turquía, con la decisiva cobertura de los bombardeos de la aviación rusa, que comenzaron en septiembre.

El presidente sirio recibió este sábado a El País entre fuertes medidas de seguridad en Damasco. Ofrece esta entrevista en un momento en el que habla ya de retomar todo el territorio nacional y ganar la guerra, a solo cuatro días de una nueva convocatoria para reanudar las conversaciones de paz en Ginebra y con la incógnita de si un alto el fuego anunciado por EE UU y Rusia el 12 de febrero tendrá efecto, después de que el viernes expirara sin éxito el plazo que se habían fijado para implementarlo. Asegura que su siguiente misión es perseguir al Estado Islámico en el corazón de sus operaciones, su autoproclamada capital en Raqa.

El Asad dice a los refugiados que pueden regresar al país sin temer represalias y acusa a Gobiernos islamistas como los de Qatar y Turquía de haber promovido el conflicto en Siria, un escenario en el que, admite, no sólo se miden los intereses de un Estado, sino los de toda una región, con Arabia Saudí e Irán como potencias en conflicto.[El País]

Cameron anuncia que el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE será el 23 de junio.

El referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE tendrá lugar el próximo 23 de junio, según ha anunciado este sábado el primer ministro británico, David Cameron. Tal y como se preveía la consulta a los británicos se celebrará dentro de cuatro meses, después de que anoche el premier lograra un estatus especial en la UE. El premier ha realizado este anuncio tras mantener una reunión con su Consejo de Ministros sobre el acuerdo de reforma de estatus del país en la cumbre de esta semana en Bruselas.

En el mes de enero el premier británico anunció que daría libertad de voto a su gabinete para decidir sobre su permanencia en la UE. Desde entonces, los ministros ha anunciado cuál era su posición respecto al Brexit, entre ellos, el ministro de Justicia de Reino Unido, Michael Gove, quien ya tiene decidido que hará campaña en favor del abandono de la Unión Europea.Además, el fuerte movimiento euroescéptico ya se ha puesto en marcha y al menos tres campañas empiezan a enumeran las ventajas de una hipotética salida. Medios de comunicación y empresas también toman partido en lo que será unas de las decisiones más trascendentales para la Reino Unido y la Unión Europea. 

«Dejar Europa amenazaría nuestra seguridad económica y nacional», asegura Cameron.Por primera vez desde la guerra de las Malvinas en 1982, el gabinete se reunió un sábado «Nos acercamos a una de las decisiones más importantes que este país habrá de tomar en nuestras vidas», declaró Cameron en una alocución ante su residencia londinense de Downing Street.»La decisión es sobre el tipo de país que queremos ser», dijo Cameron, advirtiendo a los partidarios de una salida del bloque que están proponiendo «un riesgo en un momento de incertidumbre, y un salto al vacío».»Dejar Europa amenazaría nuestra seguridad económica y nacional», sostuvo el dirigente conservador.

Un
traje a medida para Reino Unido

En virtud del acuerdo, el Reino Unido no tendrá que financiar a los países de la Eurozona que atraviesen problemas, sus empresas no serán discriminadas por no usar el euro, tendrán nuevos poderes para deportar a delincuentes europeos que lleguen al país y podrán limitar durante siete años algunas ayudas sociales a los inmigrantes. La prensa británica de derechas no parecía este sábado muy convencida, y lanzó dardos contra el primer ministro. «¿A eso lo llamas un acuerdo, Dave?», titulaba el Daily Mail.

Según un editorial del Times, Cameron «no tiene ahora más opción que recurrir al viejo argumento de que los intereses británicos se sirven mejor tratando de reformar Europa desde dentro, en lugar de someterse a los rigores desconocidos de una plena independencia».El diario de izquierda The Guardian en cambio dijo que el acuerdo es «un paquete pragmático», que no debe desestimarse, y animó a los votantes indecisos a examinar «muy seriamente» las reformas acordadas. [lainformacion.com]

Podemos se deja nueve escaños y el PP cuatro

Si hoy se repitieran las elecciones, el empate entre bloques que actualmente impide la gobernabilidad del país podría solventarse. La balanza se inclinaría a favor de una fórmula de centroderecha, en torno al núcleo PP-Ciudadanos, que sumaría 169 escaños. Sería por la mínima y gracias al fuerte incremento del voto que experimentaría el partido de Albert Rivera, el más beneficiado, según la encuesta de Sigma Dos para EL Mundo, si los españoles acuden de nuevo a las urnas.

En una segunda confrontación, sólo Ciudadanos y PSOE mejorarían los resultados del 20-D. Los primeros, de forma sustancial; los segundos, de manera modesta. El partido naranja vería aumentar su porcentaje de voto en 1,4 puntos -pasaría del 13,9% obtenido en diciembre a un 15,3%- y ello le supondría un rédito de 10 escaños adicionales, saltando de los 40 que ocupa ahora a 50. Los socialistas ganarían un punto -del 22 al 23,1%-, lo que les permitiría pasar de 90 a 93 diputados. Por el contrario, el PP y Podemos obtendrían un resultado peor que hace dos meses. Los populares perderían cuatro diputados -de 123 a 119-, en tanto que el partido de Pablo Iglesias y sus confluencias se dejarían hasta nueve escaños, pasando de 69 a 60. Al menos uno de ellos se trasladaría a la izquierda clásica de IU, que subiría a tres diputados.

Con estas nuevas cifras, la aritmética parlamentaria ofrecería una oportunidad a la combinación Rajoy-Rivera, que se quedaría a sólo siete puestos de la mayoría absoluta. Una distancia que podría recorrerse a fuerza de negociar el apoyo o la abstención con minorías como el PNV -que volvería a conseguir seis escaños- o Coalición Canaria -que aportaría uno más-. Estas dos formaciones, que ahora parecen ser más proclives al pacto con el PSOE, podrían amoldarse a una oferta ventajosa del PP, a quien en otras ocasiones ya respaldaron. Por el contrario, la combinación «de cambio y progreso» que plantea Podemos junto al PSOE sumaría 153 escaños, seis menos que en la actualidad.

Ni que decir tiene que un fracaso de Pedro Sánchez en la investidura dará paso a una larguísima campaña electoral de cuatro meses en la que los pronósticos podrían variar sustancialmente. Eventuales cambios en los liderazgos -en el PP o el PSOE- o la aparición de nuevos casos de corrupción serían factores clave que podrían trastocar los vaticinios. 

Un 14% de los encuestados asegura a estas alturas que, si hubiera podido conocer con antelación el sudoku imposible que arrojaron las urnas el 20-D, habría cambiado el sentido de su voto. Este porcentaje, aunque pequeño, podría bastar en unos segundos comicios para evitar un nuevo empate. Los más jóvenes son los que en mayor medida aseguran que, de saberlo, habrían votado distinto (20,6%). 

En cualquier caso, a día de hoy, tras dos meses de bloqueo con ínfimas posibilidades de superarse, los españoles parecen querer premiar a aquellas fuerzas que han mostrado más empeño por desempantanar el terreno: el PSOE, haciendo un esfuerzo por el pacto -con todos salvo el PP- y con su líder ofreciéndose a ser la pieza que permita superar el impasse; y Ciudadanos, que con Albert Rivera al frente ha hecho gala de una posición flexible y abierta a las negociaciones -con todos salvo Podemos-, mostrándose dispuesto a propiciar la gobernabilidad. 

Por el contrario, a juzgar por el resultado del sondeo, la ciudadanía se aleja de quienes se han parapetado en la retaguardia -como es el caso de Rajoy- a la espera de la derrota de otros, y de los que se han situado en posiciones doctrinarias adornadas de espectáculo, como ha sucedido con Podemos.

Así se explica por ejemplo que los votantes mayoritariamente desaprueben la espantada de Rajoy ante el Rey. El 61% discrepa de la decisión que tomó el líder del PP al declinar presentarse a la investidura. En este grupo figura incluso un 45% de votantes populares. Y más aún, a un voluminoso 60% le parece mal o muy mal la actuación del PP tras los comicios. Los votantes de mediana edad, entre 30 y 64 años, son los más críticos. E incluso, un 17% de los que aseguran haber apostado en las urnas por el PP desaprueba la estrategia apática que ha impuesto Mariano Rajoy.

La gestión que ha hecho Podemos de los resultados electorales y de su posición como tercera fuerza en liza tampoco cuenta con el beneplácito de la mayoría. En su caso, un 56,6% de los encuestados cree que el partido morado tras el 20-D ha actuado «mal o muy mal». En este caso, son los votantes de 45 años en adelante los que más reprueban la trayectoria que han seguido los de Pablo Iglesias. Sin embargo, cabe señalar que la actitud del partido apenas encuentra críticos -sólo un 13%- entre sus propios electores, lo que induce a concluir que buena parte de la tendencia a «dar espectáculo» e incluso la «prepotencia» que se achaca a su líder son fruto de un cálculo para complacer a sus más férreos simpatizantes. 

En todo caso, los electores, según se desprende de la encuesta, parecen inclinarse por el flanco derecho encabezado por el PP, que volvería a ser la fuerza más votada, pero imponiéndole la adopción de principios regeneradores y de higiene democrática y una actitud más social propia de Ciudadanos. En este punto cabe reseñar el deseo que se deduce de los resultados del sondeo de aplicar una política estricta, como la que exige la fuerza de Rivera, en los casos de corrupción.

Una fórmula de este tipo evitaría procesos de demolición legales como los que ha planteado el bloque de izquierdas (Lomce, Ley de Seguridad Ciudadana, reforma laboral, artículo 135 de la Constitución) o propuestas de aumento desmesurado del gasto público acompañadas de subidas generalizadas de impuestos, optando más bien por introducir modificaciones y revisiones que suavicen la dureza aplicada por el Gobierno del PP en la pasada legislatura.

También parece indicar este resultado que los españoles apuestan por una defensa clara de la unidad, de la soberanía nacional y, en definitiva, de los pilares básicos de la Constitución. Un planteamiento este que tanto PP como C’s enarbolan sin ningún género de dudas.El sondeo, en todo caso, señala que PP y PSOE, las dos fuerzas tradicionales, siguen copando el voto del 51% de los españoles, en tanto que las fuerzas de la nueva política suman el 34%. El 16% restante se distribuye entre los partidos nacionalistas y las fuerzas minoritarias.

En el ámbito del nacionalismo se aprecia un descenso de DiL, la antigua Convergència, que perdería un representante en el Congreso. ERC, por el contrario, se mantendría con nueve escaños. Algo similar sucedería con el PNV, que conservaría seis puestos. [El Mundo]

Trump gana en Carolina del Sur y Jeb Bush retira su
candidatura

El magnate inmobiliario, Donald Trump, ganó las elecciones primarias republicanas en Carolina del Sur de este sábado, mientras el exgobernador por la Florida y otrora gran favorito, Jeb Bush, anunciaba que suspende su candidatura.Contado el 71% de los votos, Trump obtenía un 33% de las preferencias, seguido por los senadores Marco Rubio, con 22,3% y Ted Cruz, con 21,8%.Pero la decepción de la noche fue el pobre resultado de Bush, que una vez conocidas las proyecciones reconoció sobrecogido por la emoción que «la gente de Iowa y New Hampshire y Carolina del Sur han hablado y yo realmente respeto su decisión, así que esta noche suspendo mi campaña».

El triunfo de Trump y el buen desempeño de Rubio y Cruz confirmaron lo que todos sospechaban: lo que comenzó siendo una competencia entre más de una docena de candidatos, se ha reducido a una lucha entre ellos tres. [VOA]