INTERNACIONALES. Miércoles, 06 de enero de 2016:

0
198

La arena internacional se ha visto estremecida por la exitosa prueba de la primera bomba de hidrógeno de Corea del Norte, realizada desde un polígono en el norte del país este 6 de enero. Así, varios expertos se pronuncian en torno a las consecuencias que podría tener este acontecimiento. De acuerdo con el portal Vox, a la luz de lo ocurrido, “nada va a cambiar radicalmente en el ‘status quo’ de la península coreana”. Una bomba de hidrógeno es un paso tecnológico importante para Corea del Norte, pero sería más un cambio en el grado que en la clase, en términos militares. Según el portal, resulta problemático explicarlo debido a que “Corea del Norte es hermético, y así las razones de sus acciones a menudo son difíciles de interpretar”. Según Zack Beauchamp, el autor del artículo de Vox, uno de los motivos podría ser un intento de imponerse a sus enemigos, en particular, a Corea del Sur y sus socios o podría ser un mensaje en clave de política interna. [RT]

En una entrevista concedida a la cadena de radio Rusnovosti, el orientalista ruso Dmitri Verjotúrov sentencia que existe la posibilidad de un conflicto armado en la península coreana. Además, si se desencadena una guerra, otros países resultarían involucrados. En este caso, Corea del Norte se mantendrá en pie, aunque a costa de fuertes destrucciones. Corea del Sur, a su vez, se desintegraría como Estado en caso de cualquier conflicto armado. O podría repetirse la situación de la etapa final de la Guerra de Corea, la península seguirá dividida: Pionyang contaría con el apoyo de China y Seúl con el de EE.UU.[RT]

“Es natural que nuestro país (Corea del Norte) posea armas nucleares, porque es su legítimo derecho y lo continuará fortaleciendo. Esto es para prevenir un chantaje nuclear por parte de EE.UU.”, informó la agencia oficial norcoreana KCNA. Se señala que la hostil política de Washington contra Pionyang es la “principal causa” por la que la nación asiática desarrolla y fortalece su arsenal nuclear. Además, KCNA recuerda que testimonios y documentos secretos recientemente desclasificados revelaron que EE.UU. tenía planes para atacar a varios países con armas nucleares, y entre sus objetivos se encontraba Corea del Norte. [RT]

El investigador de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong, Daniel Madrid i Morales, analiza las posibles consecuencias de la prueba nuclear de Pionyang. Opina que podría afectar a sus relaciones con China, su gran aliado, y además provocar una mayor presencia de EEUU en la península coreana. [RT]

Si se confirma que Corea del Norte probó una bomba de hidrógeno, esto sería una violación grave del derecho internacional, señala el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. “Tales acciones pueden agravar la situación en la península coreana, la que ya se caracteriza por un potencial muy alto de confrontación político-militar’, afirma la responsable del departamento de prensa del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, en un comunicado. Este miércoles Corea del Norte confirmó en una declaración mediática que había realizado con éxito su primera prueba de una bomba de hidrógeno en un polígono en el norte del país. La carga fue “fabricada con tecnología nacional”, detallaron las autoridades. Su explosión “no es perjudicial para el medioambiente” y corresponde al “rumbo estratégico del Partido del Trabajo de Corea”. Como consecuencia de la prueba, afirma Pionyang, el país cuenta con “las fuerzas de disuasión nuclear más potentes”. Los norcoreanos aseguraron que habían probado una versión en “miniatura” de la bomba de hidrógeno de que disponen y, al mismo tiempo, insistieron en que son una “potencia nuclear responsable” que solo usaría armas de destrucción masiva si su soberanía se viera amenazada de manera inminente. Además, Pionyang afirmó que “no está dispuesto a transferir su tecnología nuclear a terceras partes”.[RT]

Ante el anuncio norcoreano el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, catalogó la prueba nuclear de “inaceptable” y de “grave desafío a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”. Corea del Norte “constituye una amenaza enorme”, aseguró el mandatario. La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, decidió convocar una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad nacional. Advirtió que Pionyang “pagará” por la realización de la prueba atómica. El portavoz del Consejo de Seguridad nacional de la Presidencia de Estados Unidos, Ned Price, no pudo confirmar que la bomba de hidrógeno hubiera llegado a ser explosionada. Sin embargo, su país “condena todas las violaciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y exhorta a Corea del Norte a cumplir sus obligaciones internacionales”. En China se evacuó a la población de algunos municipios situados a lo largo de la frontera con Corea del Norte que sintieron los temblores provocados por la explosión. El centro meteorológico de la ciudad rusa de Vladivostok, la gran aglomeración urbana extranjera más próxima al foco de la prueba, reportó no haber registrado ninguna alteración en la radiación ionizante. El Consejo de Seguridad de la ONU decidió convocar una reunión de emergencia con motivo de la prueba nuclear realizada en Corea del Norte. [RT]

Un avión de reconocimiento estadounidense Boeing RC-135V despegó este miércoles desde la base aérea de Kadena en la isla japonesa de Okinawa, justo diez minutos antes de que Corea del Norte efectuara con éxito su primera prueba con una bomba de hidrógeno, informa la agencia nipona Kyodo. Según la información disponible, la aeronave partió de la base a las 10:20 hora local y a las 10:30 se registró un sismo en territorio norcoreano, resultado de una explosión nuclear. Posteriormente, Pionyang anunció haber realizado exitosamente la prueba de su bomba de hidrógeno. El Boeing RC-135V regresó a Kadena seis horas después y probablemente habría estado espiando suelo norcoreano intentando recopilar información sobre la prueba. Corea del Norte no había notificado de antemano sobre sus planes de llevar a cabo este ensayo. Durante la anterior prueba nuclear realizada por Pionyang en enero del 2013, un avión de reconocimiento también partió desde la base de Okinawa para seguir las acciones de la nación socialista. [Russia Today]