Israel vetará la entrada a los extranjeros que llamen al boicot del Estado hebreo

0
113
Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu attends the weekly cabinet meeting at his office in Jerusalem January 8 2017 AFP PHOTO POOL ABIR SULTAN

La Knesset (Parlamento israelí) ha aprobado una ley que prohibe conceder visados de entrada y derechos de residencia a extranjeros que llamen al boicot económico, cultural, académico y de cualquier otro tipo contra Israel o las colonias judías en territorio ocupado.

No obstante, el ministerio del Interior podrá hacer excepciones a esta ley en casos particulares que considere oportunos y no está previsto que afecte a extranjeros que ya tienen permiso de residencia.

La nueva ley, aprobada por 46 votos a favor y 28 en contra en su tercera y última lectura, se aplicará a cualquier persona que, “sabiéndolo, haga una llamada pública a boicotear a Israel”, una llamada que, “dado el contenido y las circunstancias, tenga una posibilidad razonable de llevar a la imposición de un boicot”.

Esta definición está copiada de una ley del 2011 que permitía demandas civiles contra activistas del movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel.

"NUEVO FRENTE"

La prohibición de entrar en Israel no solo se podrá aplicar a los que llaman a boicotear al país sino a los que alientan el boicot contra cualquier institución israelí o “cualquier zona bajo su control”, en una clara referencia a los asentamientos judíos en territorio palestino ocupado o en la parte de la región siria de los Altos del Golán que ocupa Israel desde 1967.

La ley también afectará a las personas que trabajen para una organización que apoya el BDS. Este movimiento, según el texto de la nueva norma, representa “el nuevo frente en la guerra contra el Estado de Israel”.

La norma, apoyada por las fuerzas de derecha, ultraderecha y centro de la coalición de gobierno, impedirá “a personas o representantes de compañías, fundaciones o grupos que llamen al boicot contra Israel operar dentro del territorio del Estado de Israel para hacer progresar sus ideas”.

MEDIDA "NATURAL"

El diputado Roy Folkman, del partido centrista Kulanu y uno de los impulsores de la ley, ha señalado que “está enfocada principalmente hacia las organizaciones que trabajan contra Israel”. El diputado Bezalel Smotrich, de la formación ultraderechista La Casa Judía, ha afirmado que la nueva ley demuestra que “Israel no pondrá la otra mejilla” y es una medida “natural”.

En cambio, el líder de la Lista Conjunta -coalición de partidos árabes de Israel-, Ayman Odeh, ha dicho que estas medidas contra los que apoyan el boicot a los asentamientos acabarán afectando a cientos de judíos de EEUU y otros lugares que “no están en contra del país, pero sí de la ocupación”.

Los asentamientos judíos en territorio ocupado son ilegales según el derecho internacional. La Comisión Europea adoptó, en noviembre del 2015, directrices para etiquetar, en los países de la Unión Europea, los productos procedentes de colonias en territorio palestino y en los Altos del Golán (Siria).

ETIQUETADO DE LA UE

A pesar de que la UE se esforzó por calmar a Israel destacando que se trataba de “una medida técnica y no política” y negando rotundamente que fuera un boicot, el Gobierno israelí calificó la normativa de “intolerable", "discriminatoria” e "inmoral".

El documento adoptado aclaraba la interpretación de una legislación comunitaria existente sobre protección del consumidor para que la aplicación del etiquetado se hiciera de manera uniforme en todos los Estados miembros. Reino Unido, Dinamarca y Bélgica habían establecido ya directrices nacionales sobre productos de colonias israelís.

En el 2005, la UE estableció un código en los bienes importados de Israel para que las aduanas distinguieran entre los fabricados en Israel y en las colonias. Los de Cisjordania, Jerusalén este y los Altos del Golán están excluidos del Tratado de Libre Comercio de Israel con la UE desde el 2010 por decisión del Tribunal de Justicia.

MOVIMIENTO PALESTINO

Muchas oenegés apoyan que se distinga entre Israel y las colonias a la hora de realizar cualquier tipo de colaboración o actividad, pero no secundan el boicot a Israel. Otras, en cambio, son partidarias de decretar un boicot contra Israel al estilo del que se llevó a cabo contra la Sudáfrica del apartheid hasta que Israel no acabe con la ocupación de los territorios palestinos.

El BDS, nacido en el 2005 en la sociedad civil palestina, propugna el boicot económico, cultural, académico y a todos los niveles contra Israel "hasta que cumpla la ley internacional y los derechos palestinos". Israel lo tacha de “antisemita”.

Este movimiento ha ganado apoyos a nivel internacional y es muy activo en el sector cultural. La campaña a favor del BDS ha solicitado a numerosos artistas que no actúan en Israel y ha conseguido que algunos cancelesn sus actuaciones. El actual Gobierno israelí ha hecho de la lucha contra el BDS uno de sus principales objetivos. (http://www.elperiodico.com/)