martes, mayo 17, 2022
InicioFirmasKim Jong Un amenaza con expandir y fortalecer su capacidad nuclear

Kim Jong Un amenaza con expandir y fortalecer su capacidad nuclear

Corea del Norte impulsará sin demora el desarrollo de su arsenal nuclear. Así lo anunció su líder Kim Jong Un, que sin perder la sonrisa y ataviado con un impecable uniforme militar blanco adornado con brocados dorados, presenció junto a su esposa Ri Sol-ju un multitudinario desfile militar nocturno en Pyongyang, en el que se exhibieron sus misiles balísticos intercontinentales de mayor potencia.

El líder supremo presidió el esperado evento que sirvió para conmemorar el 90º aniversario del ejército norcoreano -la columna vertebral del régimen autoritario de la familia Kim- y se enmarca en un contexto en el que el país se enfrenta a dificultades extremas relacionadas con la pandemia, al tiempo que busca un alivio de las sanciones impuestas por Estados Unidos y derivadas de sus ambiciones nucleares.

“La misión fundamental de nuestras fuerzas nucleares es disuadir la guerra, pero si surge una coyuntura indeseable en nuestro territorio, nuestras fuerzas nucleares no pueden limitarse a una única misión de prevención de la contienda”, aseguró Kim. “Si alguna fuerza, independientemente de quién sea, intenta atentar contra nuestros intereses fundamentales, nuestras fuerzas nucleares no tendrán más remedio que llevar a cabo con rotundidad su inesperada segunda misión”.

Esta última exhibición militar de alto nivel contó con tropas en marcha y un despliegue de armas modernas que incluía un misil potencialmente capaz de alcanzar Estados Unidos, así como tanques, vehículos blindados, piezas de artillería y lanzadores de cohetes múltiples, según la Agencia Central de Noticias coreana.

Cheong Seong-chang, investigador del Instituto privado Sejong, señaló que el dictador podría haber tratado de enviar un mensaje codificado al llevar su uniforme blanco con la estrella de mariscal, el más alto rango militar de Corea del Norte. Simbolizaría su postura ultra fuerte ante la administración entrante de Yoon Suk-yeol, que ha identificado al Norte como su enemigo y ha asegurado que planea desarrollar la capacidad de lanzar ataques preventivos”.

El presidente conservador electo del Sur, que prometió una postura más dura contra las provocaciones militares del Norte, tomará posesión de su cargo el próximo mes. En respuesta al desfile del lunes, su equipo aseguró en un comunicado que debería reforzar su alianza con Estados Unidos para disuadir las crecientes amenazas militares norcoreanas.

Corea del Norte ha celebrado dos importantes aniversarios en las últimas semanas. A comienzos de este mes, se celebró el décimo aniversario de la elección de Kim Jong-un como Líder Supremo del país, en el que miembros del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea (PTC) elogiaron su liderazgo en el desarrollo de armas nucleares y destacaron sus logros políticos. Bajo el mandato de Kim, el país ha llevado a cabo al menos seis pruebas nucleares y ha desarrollado una capacidad superior de misiles balísticos intercontinentales.

Choe Ryong Hae, miembro del Presidium del Buró Político del Comité Central del PTC y uno de los más altos funcionarios de Pyongyang, calificó a Kim de “pensador y teórico de gran talento, destacado estadista y gran comandante sin parangón”. Choe también lo elogió como “un patriota sin par y un gran defensor de la paz” por haber convertido al país en “una potencia militar de pleno derecho dotada de todo tipo de medios físicos de autodefensa”.

En los últimos meses, el respetado Camarada ha reavivado las maniobras con el fin de obligar a Estados Unidos a aceptar a Corea del Norte como potencia nuclear y a eliminar las agobiantes sanciones económicas. Las negociaciones nucleares entre Washington y Pyongyang llevan estancadas desde 2019 debido a los desacuerdos sobre la posible relajación de las sanciones lideradas por Estados Unidos a cambio de medidas de desarme norcoreanas. Los analistas aseguran que los norcoreanos aprovechan un panorama propicio para impulsar su programa armamentístico mientras el Consejo de Seguridad de la ONU sigue dividido por la guerra de Rusia en Ucrania.

Durante una visita a Seúl la semana pasada, el enviado de Estados Unidos para la política sobre Corea del Norte, Sung Kim, subrayó la voluntad de Washington de dialogar con Pyongyang “en cualquier lugar y sin condiciones”. También aseguró que Estados Unidos y Surcorea responderán “con responsabilidad y decisión” al “comportamiento provocador” de Corea del Norte.

No está dispuesto a rendirse Kim se ha mantenido firme en su objetivo de desarrollar armas atómicas y no ha mostrado ninguna voluntad de renunciar totalmente a un arsenal que considera su mayor garantía de supervivencia.

De hecho, ha llevado a cabo 13 rondas de pruebas de armas este año, incluyendo su primera prueba de vuelo de un misil balístico intercontinental desde 2017. No obstante, funcionarios estadounidenses y surcoreanos aseguraron que el Reino Ermitaño fracasó en su prueba inicial del Hwasong-17 el 16 de marzo y que ocho días después lanzó una versión más antigua del misil balístico intercontinental, reivindicándolo como una prueba exitosa del mismo.

También hay indicios de que está reconstruyendo túneles en un campo de pruebas nucleares que estuvo activo por última vez en 2017, posiblemente en preparación para hacer explotar un dispositivo nuclear. Por: Mar Sánchez Cascado [La Razón]

 

 

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments