Kim Kardashian llegará a su peso ideal para la Met Gala 2016

0
75

La estrella de Keeping Up With The Kardashians ya luce genial.

Puede que el régimen de Kim Kardashian para bajar de peso no sea fácil, pero el hecho de que la estrella haya perdido 19 de los 27 kilos ganados de su embarazo y con tan solo 3 meses de haber dado a luz a Saint West, significa que de verdad funciona. Así que investigamos un poco y su nutricionista Colette Heimowitz, VP de nutrición en Atkins Nutritionals nos dio los puntos claves para lograr esta hazaña al igual que Kim:

1. Kim es devota a la dieta Atkins

Kimmy siguió el mismo plan para perder peso después de tener a North. Y siempre ha sido fanática explícitamente de Atkins, publicando el programa en sus redes sociales. Esta Kardashian conoció esta dieta gracias a su padre, cuando estaba en la universidad. 

“Siempre ha estado familiarizada con el plan y confía en él porque desde que la hizo por primera vez ha visto resultados”.

2. El elemento fuerte: la proteína

Huevos, pollo, pescado o carne, Heimowitz dice que Kim consume proteínas en cada comida para sentirse llena y satisfecha. Tiene sentido, puesto que estudios demuestran que aquellos que tienen la cantidad correspondiente a diario de proteínas en su organismo pierde más peso que aquellos que no. Combina esto con alimentos ricos en fibras (como alcachofas y calabaza) así como con grasas saludables como el aguacate y el aceite de olivar como Kim lo hace y llegarás a la meta en menos de lo que piensas.

3. Le encanta el queso

Omelettes de queso y tocineta de pavo. Fetas de pollo con mozzarella fresca. Sopa de cebolla con queso derretido en el tope. Unas rodajas de queso con aceitunas negras. La esposa de Kanye disfruta de este lácteo en cualquier plato, y la nutricionista indica que está bien, pero hay algunas reglas. “Kim solo tiene permitido 113 gramos de queso al día”, dice Collette. Otros productos con restricciones: mantequilla y la crema agria. “Puede ingerirlos pero con solo lo suficiente para sentirse satisfecho” explica la experta. “Porque un poco de mantequilla en el brócoli es mucho mejor que solo brócoli al vapor”.

4. Kim no piensa en las calorías

¿Bajo en carbohidratos? Sí. ¿Pero bajo en calorías? No. “Una dieta baja en calorías te deja hambriento todo el tiempo, y necesitas sentirse satisfecho para ser exitoso en esta dieta” dice Heimowitz. “Cuando tienes las calorías adecuadas, proteínas, grasas y carbos altos en fibra en tu alimentación, no te ves tentado a añadirle algo más. Toda la voluntad del mundo no te va a contener de esa dona si te estás muriendo de hambre”. En otras palabras, no necesitas cortar drásticamente todas las calorías para eliminar los kilos que obtuviste con tu embarazo, mucho menos si estás amamantando, ya que los alimentos son una parte importante en los nutrientes que tu bebé necesita. 

5. Tiene una lista de prohibidos

Los alimentos que Kim no puede comer en Atkins son: azúcares, dulces, tortas, galletas, harina blanca y arroz blanco. Y aunque sabemos que esta dieta es baja en carbohidratos, no quiere decir que los prohíben al 100%.  El secreto es saber elegir: en vez de comer arroz blanco, consume arroz integral. Si quieres postre, puedes hacerte uno con Splendaen vez de azúcar. 

Tampoco significa que la celebridad nunca coma estas comidas. Pero cuando se encuentra en la misión de volver a su peso ideal, estos alimentos están fuera de lo permitido. Una vez que llegaste a la meta, puedes ir probando cuanto puedes consumir de estos sin exagerar y perder el control.

6. Kim pierde un kilo por semana

Lo cual es lo más óptimo, ya que los expertos consideran que es saludable perder entre 500 gramos. y 1 kilo por semana, no importa si eres una mamá o no. Pero perder peso más rápido no es una opción, puesto que puede afectar la producción de leche.

Y ten en cuenta que bajar de peso no es lineal; esto quiere decir que la mamá de Saint y North no está perdiendo 1 kilo exacto cada semana, es más un promedio que se hace cuando piensas en el mes completo. ¿Por qué importa esto? Porque significa que no tienes que ser tan dura contigo misma, o decepcionarte si no llegas al número en una semana. Todos los cuerpos son distintos y hay muchísimos factores externos que pueden influenciar tu lucha para llegar a tu talla ideal. Así que no te preocupes y concéntrate en el objetivo y no en el camino. (http://la.eonline.com/)