La carretera de circunvalación de São Paulo concentra el mayor número de atracos a conductores de las carreteras del Estado

0
2

El Rodoanel Mário Covas, autovía de circunvalación que rodea la ciudad de São Paulo, se convirtió en el tramo de mayor incidencia de ataques a conductores de todas las carreteras paulistas.

El mecanismo de los delincuentes funciona de la siguiente forma: los atracadores tiran piedras contra el parabrisas de los vehículos o colocan grandes bloques en la pista para obligar al conductor a parar en el arcén y una vez allí atracarlo.

Son decenas de casos que convierten al Rodoanel en una especie de Franja de Gaza de ese tipo de delincuencia, en especial en los tramos que pasan por los municipios de Carapicuíba, Osasco, San Bernardo y Santo André. Todos ellos se encuentran rodeados por favelas.

Los datos de la Policía Militar revelan que de enero de 2017 a marzo de este año se registraron 34 ataques en la autovía, el equivalente al 31% de los 111 robos registrados por la policía de São Paulo en 12 carreteras estatales.

La grave situación del anillo vial llevó al gobierno paulista a cambiar el pasado octubre el sistema de patrulla en carretera.

En la época, se creó una compañía de la Policía Militar, compuesta por aproximadamente de 240 efectivos, destinada exclusivamente a velar por la seguridad de esta vía.

El portavoz de la Policía de Carreteras dice que hay un intenso trabajo de vigilancia con operaciones en los puntos de mayor incidencia, incluyendo la permanencia de patrullas 24 horas en estos puntos críticos.

"Reforzamos la presencia policial en un lugar y los atracadores mudan su lugar de acción y los efectivos van detrás, somos como el gato detrás del ratón", explica el capitán Capelari. "Tenemos muchos efectivos de la policía y muchos coches patrulla para inhibir a los delincuentes", dijo.

La Policía de Carreteras recomienda a los conductores de los coches afectados por pedradas que no paren el vehículo, si es posible. "Si ha pasado por encima de algo en un lugar degradado y si el vehículo está en condiciones de proseguir, aunque a una velocidad reducida, no se detenga, intente seguir hasta una base [de la policía]".

La policía pide también a los ciudadanos que denuncien los ataques. "El registro es importante para identificar el lugar y movilizar a la policía". (https://www1.folha.uol.com.br/internacional)