La jugadora trangénero Omy Perdomo sueña con jugar la Superliga

0
154

Omaira ‘Omy’ Perdomo, la jugadora de 18 años transgénero del equipo canario de la Superliga femenino CV IBSA Gran Canaria sueña con debutar esta temporada en la máxima categoría del volei femenino español y su club está intentando agilizar por diversas vías los trámites para que la central cumpla su sueño según ha dicho su vicepresidente, Juan Manuel Campos.

Nacido como Omar hace 18 años, comenzó practicando patinaje y baile antes de ver que su lugar estaba en la pista de volei. Jugaba en equipos mixtos y cuando llegó a infantil lo hizo con chicos. En categoría infantil comenzó a jugar con el equipo femenino del CV 7 Islas Vecindario hasta que el presidente del club de Superliga se fijó en ella. Con 1,87 de altura es una prometedora central.

“Omy se merece ser todo lo feliz que quiera y, sobre todo, que la sociedad no la considere una extraña. Ella es una chica, porque es lo que quiere ser, y, a partir de ahí, ya entramos en la parte deportiva; es una joven que quiere jugar al voleibol y nosotros hemos hecho los trámites con la Real Federación Española para que pueda hacerlo”, ha declarado Campos.

“Omy se merece se todo lo feliz que quiera y, sobre todo, que la sociedad no la considere una extraña”

Juan Manuel Campos

Vicepresidente del CV IBSA Gran Canaria

“Ella espera que en su DNI se refleje que es una chica a los efectos legales. El juez López Molina y el fiscal Marco Cañada llevan su caso en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Telde y están gestionando unos requisitos que les han solicitado”, ha precisado. Y ha asegurado que cuando Omy Perdomo figure como mujer en su DNI no tendrá ningún impedimento para jugar “donde quiera y con quien quiera”.

En todo caso, ha precisado que la Federación Española de Voleibol está también en vías de solicitar al Consejo Superior de Deportes que se pronuncie sobre la incorporación a la máxima categoría femenina nacional de Omy, que ha insistido en que es una jugadora más en el club isleño.

“Deportivamente, tiene unas condiciones físicas espectaculares, obviamente, porque su genética inicial es de chico. También tiene buenos fundamentos técnicos, aunque hay que formarla y controlar sobre todo su ansiedad por ser jugadora de elite”, ha comentado Campos, quien tiene titulación como entrenador y ejerce en los filiales de su club.

“Omy está llamada a ser una central importante dentro de dos años, y esta próxima temporada ya debe destacar y marcar la diferencia en las categorías inferiores. En Primera División jugaría perfectamente, y aunque aún le queda para hacerlo en Superliga, apostamos por ella, porque sus condiciones así nos lo aconsejan”, ha concluido.

“Deportivamente, tiene unas condiciones físicas espectaculares, obviamente, porque su genética inicial es de chico” (http://www.lavanguardia.com/deportes)