La Policía

0
35

No hay ninguna explicación para entender cómo un grupo de policías ametralla un vehículo usando hasta fusiles de guerra sin siquiera percatarse de quienes estaban dentro. No se explica ni siquiera bajo el supuesto de que estuvieran buscando a una persona con el deliberado propósito de matarla.

La descripción que hace el Ministerio Público de cómo ocurrió la muerte de una joven pareja en Villa Altagracia es algo más que espeluznante. El relato contenido en la solicitud de medida de coerción plantea que los policías empezaron a disparar, usando incluso fusiles M-16, sin dar oportunidad de que el vehículo se detuviera y sin tener contacto visual con sus ocupantes.

Ese hecho va más allá de una reforma policial, no importa qué tan profunda se haga. De lo que se trata es, de ser cierto el relato del Ministerio Público, de personas incapaces de portar un arma en cualquiera circunstancia.

Dicho esto, queremos darle la bienvenida a la Comisión designada por el Presidente de la República para hacer una propuesta de reforma policial, incluyendo el aspecto legal. El país se ha dado la Policía que paga e incluso en algunos aspectos suele ser mejor que lo que se merece si se toma en cuenta el monto de la inversión.

República Dominicana merece una Policía moderna, digna y ajustada a la realidad democrática que actualmente se vive. Pero algo que no se puede perder de vista: ninguna reforma será posible sin la integración de los reformados y, en este caso, sin el apoyo militante del presidente de la República. Esperamos que la Comisión concluya su trabajo en doce meses presentando propuestas viables y realistas. Editorial El Día.