La reelección

0
53

Hace bien el presidente Abinader en rechazar tajantemente la conversación sobre su hipotética repostulación en 2024.

La Constitución se lo permite, por lo que el país no pasaría por el trance al que los últimos presidentes le han sometido, pero su partido es fundacionalmente antirreeleccionista, por lo que la discusión será interna.

Las presiones internas son para los presidentes más peligrosas que las externas: para éstas cuentan con el apoyo de su organización. Los compromisos internos, sin embargo, dividen a la organización y someten a la cabeza a unas presiones de las que en ocasiones no pueden escapar. Ejemplos recientes son suficientemente ilustrativos del daño o peligro que se cuece al interior de los círculos del poder.

Hace bien el presidente al recordarles a sus funcionarios los problemas que está tratando de resolver. La crisis sanitaria, la económica, el deterioro de la calidad de la educación para comenzar.

Ha salido al paso y su rápida respuesta servirá para contener los ánimos.

Ya ha puesto fecha: por lo menos durante dos años el tema no estará en agenda. [Editorial Diario Libre]