domingo, febrero 5, 2023
InicioDe aquí y de alláLa República de Haití cumplirá mañana un año más desde su independencia...

La República de Haití cumplirá mañana un año más desde su independencia originada el 01 de enero de 1804 y todavía hay extremistas criollos que no entienden las razones de aquella gesta

Fundamentalmente, la República de Haití se independiza de Francia por dos razones básicas: La terrible explotación que la metrópoli tenía sobre la economía plantacionista en la parte oriental de la isla y la otra razón, por lograr la abolición de la esclavitud y tener un país de ciudadanos libres y no libertos o esclavos.

Desde estos puntos de vista, fue evidente y mirando los hechos en retrospectiva, que todo cuanto de daño o maldad o terrorismo, los haitianos comandados por Jean Jacques Dessalines hubiesen hecho y como también los primeros veinte gobiernos haitianos en su marcado propósito de garantizarse su independencia aun cuando para ello se hubiesen cometido las más bárbaras transgresiones de los derechos humanos o los otros, de afectación respecto a la colonia española al Oriente de la isla, necesariamente que hay que entenderlos como válidos.

Si esa realidad la entendemos en toda su crudeza, habría que comprender que fue el paso natural, de un país nuevo y de hecho potencia militar, que trataba de mantener su independencia contra viento y marea y mucho más, cuando el emperador Napoleón desató una invasión con el solo propósito de impedir la independencia y principalmente la declaración de abolición de la esclavitud.

Entiéndase, República Dominicana no existía, pues todavía la parte oriental de la isla era colonia española y cuando hizo su independencia el 21 de diciembre de 1821, lo hizo bajo el nombre de “Estado Independiente de Haití Español”, que en la practica significó, que la nueva nación nacía con el nombre genérico de Haití Español.

Nuestros historiadores podrán decir lo que quieran, pero esa es la verdad objetiva. Independencia, que provocó la unión a la fuerza del nuevo Estado con el ya establecido Estado haitiano y lo que se mantuvo durante 22 años, hasta que el 27 de febrero de 1844 Haití Español se separaba de la República de Haití y con el nombre de República Dominicana.

Durante ese lapso de 1844 a 1865, la República de Haití hizo lo que pudo y por las vías que fuere, por impedir la concreción de la independencia de 1821 y fue un lapso sangriento y realmente duro para los habitantes de la parte Oriental de la isla. Pero a partir del 1863, cuando los dominicanos iniciaron la guerra de la Restauración, fue de nuevo Haití, pero en defensa dominicana, quien respaldó la gesta restauradora con el presidente y general Guillaume Fabre Nicolas Geffrard y lo que significa, que, a partir del gobierno de este estadista haitiano, los dominicanos no debemos ver a Haití con la aprehensión y el odio que se suscitó desde antes del ascenso al poder de Geffrard y sí con la visión diferente que aquella nación merece.

Los historiadores criollos, opinan lo contrario y llevados de un odio irracional e igual los fanáticos “nacionalistas” anti haitianos, meten en el mismo saco los hechos sangrientos propiciados por Toussaint Louverture, Jean-Jacques Dessalines y siguientes, cuando el Haití oficial cambió a favor de la concreción de la independencia dominicana en la etapa de la guerra restauradora de 1863-1865 y lo que debe provocar el rechazo más absoluto a las posiciones irracionalmente beligerantes de los grupos de fanáticos nacionalistas anti haitianos y para colmos, enormemente racistas.

Todo país y al momento de su independencia, siempre tiene caminos y métodos escabrosos para obtenerla y por lo que vidas y haciendas son enormemente afectadas y lo que significa y que son los casos sudamericanos y centroamericanos, que ninguno puede tener y mantener en el tiempo, un odio entre sí y sí la aprehensión natural contra la potencia colonial dominante de la que se independizó.

Sin embargo, la mayoría de los historiadores dominicanos, parten del error, de entender que este país se “independizó” de Haití, cuando lo que hubo fue su separación de la asociación a la fuerza que Boyer hiciera en 1822 y al desconocer militarmente el acto de independencia de Haití Español firmado por la clase dirigente de aquella colonia española y unir el nuevo estado al suyo.

Esto no se quiere entender y todo el tiempo a los dominicanos se nos ha creado una historia falsa y mentirosa en su origen y que arrastra la situación actual y que se aviva desde los mass media dominicanos, la gran mayoría irracionalmente anti haitianos, para mantener una historia que realmente y sobre este tema no se corresponde rigurosamente a la verdad de lo acontecido.

A favor de nuestro pensamiento, léase el siguiente párrafo del gobernante cubano Fidel Castro: “Los motivos del «olvido» del proceso haitiano hasta antes del «boom historiográfico» son diversos; entre ellos se encuentra la censura de la que fue objeto en los años en los que acontecía, por temor a la influencia de la revolución en otras colonias, a su mensaje de rechazo a la esclavitud y a la cultura europea, sin olvidar la negrofobia y el racismo de muchos estudiosos que vieron en el episodio haitiano una mera consecuencia de la Revolución francesa.”

De ahí que en POR EL OJO DE LA CERRADURA y primero como columna de análisis político nacida hace 51 años el 19 de marzo de 1972 y segundo, como periódico digital nacido hace 23 años desde el 01 de enero del 2000, siempre hemos visto con absoluta objetividad la naturaleza del origen del Estado Haitiano así como la propia del nacimiento del Estado Dominicano y para nada, los radicalismos y resentimientos de otros,  han influido como para no tener y sostener un criterio objetivo y profesional y sobre lo que es, el tema básico del origen de nuestra nación como República soberana e independiente y el otro apuntalador de la nacionalidad dominicana.

Los dominicanos y ya entrado este siglo XXI no debemos ver a Haití como una nación y conglomerado humano supuestamente enemigo y menos, cuando es nuestro primer socio comercial en el área y el segundo en el mundo y cuando hay otra realidad viva y dinámica de más de medio millón de haitianos de origen dominicano y cerca de 800 mil dominicanos de origen haitiano, que a la larga, ellos y sus descendientes serán el fundamento del estado binacional, que en algún tiempo, la evolución del mundo, generará.

Son las razones pues, de que con rotundidad afirmemos, que la República de Haití cumplirá mañana un año más desde su independencia originada el 01 de enero de 1804 y todavía hay extremistas criollos que no entienden las razones de aquella gesta y mucho menos, no quieren aceptar el vivir en paz y dentro de una convivencia sana y reciproca. (DAG)

 

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments