Elecciones 15 de mayo…

0
180

LAS elecciones están pautadas para el 15 de mayo y a las que concurrirán los candidatos de todos los partidos políticos aceptados para concurrir, lo que significa que, si solo hay cuatro mil 106 puestos de elección, la cantidad de aspirantes pasarían de los cuarenta mil. Pero ocurre que las elecciones no tienen resultados a pie de igualdad. Por ejemplo, el que aspire a ser presidente de la República tiene la limitación de que para ganar debe obtener en primera vuelta el 50 % más uno de los votos emitidos, de lo contrario, semanas luego deberá concurrir a una segunda vuelta para tratar de ganar por mayoría simple de todos los votantes que ejerzan su derecho a elegir.

NO ocurre así con los aspirantes a senador, diputado, alcalde, regidor y sus respectivos suplentes. Todos estos son electos por mayoría simple y no tienen necesidad de ir a una segunda vuelta. ¿Resultado?, no hay equidad, pues a los candidatos a presidente de la República se les exige más que a los que aspiran ir al Poder Legislativo y a los municipios.

PERO hay otra situación mucho más grave, si el presidente de la República en ejercicio aspira a ir a la reelección, esta le está condicionada, mientras que los senadores, diputados, alcaldes y regidores pueden repetir en los cargos cuantas veces quieran y los electores voten por ellos. Es decir, para el ciudadano presidente de la nación, su reelección tiene que provenir de una reforma constitucional, en tanto para los demás cargos de elección, no y desde que esta situación no igualitaria se da, automáticamente sus derechos constitucionales les han sido cercenados.

OTRA situación gravísima. Los aspirantes a los cargos legislativos y municipales y en la mayoría de los casos son escogidos por las agrupaciones políticas y en la mayoría de los casos de a dedo y colocados en listas partidarias, lo que impide a los ciudadanos y por sí mismos presentarse a cargos de elección y para ganar vía primarias internas y también porque no son designados por los partidos o porque no crearon su propia agrupación política y efectuaron los trámites para que esta le fuera reconocida.

¿COMO romper con esa trampa en la que todos los partidos reconocidos son cómplices?, no abstenerse, votar en blanco (sin marcar la boleta) o simplemente el elector aplica su libertad de escogencia para decidir quiénes de los que concurren en las listas partidarias pueden ser mejores que otros e inclinarse por votar a favor de ellos y de suerte que por esa vía, los partidos pierdan la mayoría necesaria para controlar las cámaras legislativas y las asambleas municipales.