Las mesas isabelinas la elegancia de un clásico

0
31
Las mesas isabelinas la elegancia de un clásico

La reina Isabel II de España, una de las grandes protagonistas del siglo XIX, marcó un antes y un después en la decoración.

Durante su reinado, entre 1833 y 1868, nació el estilo decorativo Isabelino, con la mesa como una de las piezas más emblemáticas, la cual centra toda su atención en el diseño de las patas.

Este modelo de mesa fue creado para decorar desde el recibidor hasta el dormitorio con un genuino estilo vintage.

Las mesas patas isabelinas, como se les conoce en el mundo del diseño, se caracteriza por su estilo elegante y clásico, que otorga a la casa una gran dosis de glamour y distinción sin dejar de lado la funcionalidad propia de cada una de ellas.

Y es que los elementos de este tipo de mobiliario destacan por sus formas diagonales, tan típicas de siglos pasados, que ahora hemos recuperado para dar elegancia y buen gusto a las diferentes estancias del hogar.

Origen. Isabel II da nombre a este tipo de mesas que predominó a mitad del siglo XIX. Eran encargadas por la realeza, la aristocracia y la incipiente burguesía.

Para la época, la vida social gira en torno a las reuniones en casa, por lo que los muebles de salas y comedores ganan importancia como punto de encuentro.

Sus materiales. Para las mesas originales de este estilo se utiliza, sobre todo, la caoba barnizada, maciza y chapada. Las maderas frutales de diferentes colores y la raíz de nogal forman la decoración de taracea aplicada a las superficies de los muebles, que también se adornan con madreperla, hueso y bronce dorado.

Elegir una mesa de estilo isabelino tiene muchas ventajas, es un concepto que se lleva bien con todas las formas de decoración. Ahora vuelve a convertirse en una de las tendencias de temporada. Se puede combinar con todo tipo de muebles, desde futuristas hasta clásicos.
De inspiración.

Resulta bastante complicado y caro acceder a una mesa isabelina original. Las razones son obvias: se trata de piezas históricas con un enorme valor añadido de autenticidad. Puede que des “un golpe de suerte” y te topes con alguna en algún momento de tu vida.

Resulta utópico poder hacerse con todos los muebles isabelinos auténticos necesarios para decorar todo el hogar. En esos casos, lo más conveniente es recurrir a muebles de estilo isabelino modernos.

En este sentido, tienes dos opciones. Una, comprar muebles isabelinos modernos pero que conserven todo el estilo clásico y pesado de los originales. Y dos, comprar muebles antiguos estilo isabelino que no necesariamente son originales.

De esta manera, es posible dar toques más elegantes e imperiales al conjunto, pero sin que nuestra casa parezca un palacio del siglo XX.

Fuente: Hoy Digital