sábado, octubre 1, 2022
InicioFirmasLo básico

Lo básico

La tecnología y su evolución han sido críticas en el desarrollo de lo que llamamos la Humanidad. Desde que el hombre descubrió las herramientas de caza y trabajo, la agricultura y la minería, no ha hecho otra cosa que moverse hacia adelante en la búsqueda de mejorar sus niveles de vida, aunque se haya cometido errores en la ruta.

Haciendo la salvedad de que han sido más los aciertos que los desaciertos, pues no me imagino mejor era para vivir que la actual, debemos como sociedad global fijarnos en varios aspectos básicos de nuestra evolución que hemos abandonado en los tiempos de la digitalización.

Me refiero a aquellas características que nos hacen humanos, como la escritura, la comprensión de lectura, el pensamiento crítico, el cálculo matemático y capacidades específicas, como la de dar a luz en las mujeres.

Con el paso del tiempo y la llegada de tecnologías que facilitan el intercambio de información de manera ligera y veloz, hemos ido perdiendo esas destrezas básicas del proceso evolutivo humano que nos tomaron miles de años perfeccionar.

El nuevo ministro de Educación, Ángel Hernández, lo describió muy bien la semana pasada, cuando sostuvo que su mayor prioridad será que los niños aprendan a leer y escribir. No se refería el ministro al analfabetismo, se refería más bien a que nuestros estudiantes lo hagan bien, manejando las destrezas básicas, los procesos mecánicos y el consiguiente efecto que esa mecánica tiene en la comprensión de lectura, el cálculo y el pensamiento crítico.

Los niños no deben aprender exclusivamente mediante el uso de tecnología, como las tabletas o las computadoras. Las mujeres no deben parir sólo por cesárea. Los hombres no deben calcular o medir estrictamente con aparatos digitales. Hay que impulsar un uso colectivo de lo básico, para que esas destrezas adquiridas no se pierdan y la memoria genética no nos traicione. Estamos a las puertas de tener seres humanos que no puedan escribir con un lápiz y un papel o mujeres que se les olvide parir. Eso no es adelanto, es retroceso, y hay que tener cuidado. Por: Benjamín Morales Meléndez [Diario Libre]

 

RELATED ARTICLES

Feminismos

- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments