Lo bueno del ejercicio de la política y mucho más en un país como este…

0
200

LO bueno del ejercicio de la política y mucho más en un país como este en el que las variables de alianzas se presentan todos los días, es que los analistas políticos tenemos espacio para rato para definir posibles estrategias, caminos a seguir, alianzas posibles a darse y como hacemos en este periódico digital POR EL OJO DE LA CERRADURA sin perder las posibles alianzas que entre políticos pudieran sobrevenir y es que especular diciendo que a un partido lo que le convenía hacer era aquello que desde un periódico se le dice que haga y porque el analista de que se trate también defiende sus propios intereses políticos, pues la verdad , no es nada fácil para quien y como nuestro editor y redactor jefe solo ve el cálculo de posibilidades en función de lo que le interese y beneficie a la República y de ahí que sus diferencias de enfoques atraigan más a los lectores, que aquellos analistas que responden al Gobierno o a la plutocracia oligárquica. 

POR ejemplo. La mortificación para algunos es el por qué el PRSC no se quedó con el PLD y corre el albur de ir de aliado de un PRM, cuya existencia es tan frágil y depende de cómo el candidato presidencial pueda articular y compensar todos los intereses políticos personales del sector jurásico perredeísta que lo compone. En este sentido, lo que debe verse es lo siguiente.  Al PRSC le conviene más una alianza táctica y coyuntural con el PRM y en particular con el candidato presidencial Abinader, que haberse quedado sujeto a las voluntades de Danilo y Leonel. DE lograr lo pre acordado y de lo que hasta ahora se ha conocido muy poco. EL empuje del sentimiento balaguerista le dará a Abinader el impulso que requiere y como contrapeso al peso muerto que arrastra a lo interno y para enfrentar bien la pujanza de una reelección presidencial, que ahora empieza a tener el factor histérico de la otra reelección, la partidaria, la que sí está viendo que la alianza PRSC-PLD la sacará de camino. Ese es el camino correcto para Abinader y si quiere apuntalarse para el 2020. Ganar poco en materia de las aspiraciones legislativas y municipales, pero sí avanzar en mucho como candidato presidencial hacia el 2020, donde pocos podrán disputarle la candidatura y por los resultados del 2016, apuntalarse definitivamente como un fuerte factor de contrapeso congresional y municipal, a un gobierno que podrá ganar la reelección presidencial, pero solo porque el factor contención y también el de cuido, le hace ver a una significativa mayoría nacional, que por cuatro años más, es conveniente que Danilo continúe, pues del 2020 para allá, el PLD se convertirá y solo en una terrible hoya de grillos y para ese momento, sin el apoyo ni refugio táctico del PRD. ABOGABAMOS porque el PRSC hubiese ido solo y que en pasadas circunstancias hubiese sido lo mejor, pero ante el cerco perverso que tanto Danilo como Leonel y a una, le impusieron al balaguerismo, fue evidente que la mejor opción de riesgo era decantarse por la solución Abinader. En estas nuevas circunstancias, para el reformismo, el PRM se convierte en su refugio táctico y retenedor de posiciones que pasen sobre el cinco por ciento de los votos que se emitirán, en tanto para el PRM, se va seguro a unas elecciones en las que su candidato presidencial se encuentra mejor apuntalado y corriendo el albur de que si en el Gobierno del PLD meten la pata y la reelección resbala, entonces Abinader pudiera colarse fácilmente y ganar las presidenciales.

EN cuanto a lo otro, de que Quique debió salir y darle paso a otros como el insípido e incoloro de Ito Bisonó, que es el caballo de Troya de la oligarquía, ello es pura especulación de quien y como uno de los analistas del matutino centenario capitaleño de apellido Medina, su oficio de diplomático y manejador de programas televisivos muy rentables al estar en el disfrute del poder, no le dejan tener un criterio independiente. Ese punto de si Bisonó pudiera ser una alternativa electoral, eso hay que verlo a partir de 2020. Al fin y al cabo, dentro del PRSC hay demasiada gente joven con mayor experiencia y empuje que ese Bisonó que es financiado aparentemente por la constructora Bisonó, el Banco León y una de las agencias estadounidenses locales.