Lo de Venezuela es un penoso desastre humanitario sin control

0
162

LOS últimos informes que se tienen, indican que, en Venezuela, ocho de cada diez venezolanos no tienen dinero para comprar alimentos y menos para adquirir medicinas, que 28 ya han muerto por la ingesta de yuca amarga y que la mayoría de la gente se tira a las calles a robar, o ser buzo en los zafacones y para buscar que comer. Nadie se explica cómo es que el venezolano común se ha convertido en un individuo tan pasivo y sumiso. En República Dominicana, una vez y en uno de los gobiernos de Balaguer y para la década de los ochenta del siglo pasado, el azúcar escaseó de una forma que la irritación ciudadana era patente y cuando Salvador decretó aquel decreto de aumento de los precios de todo, provocó una poblada como nunca se había visto. Sin embargo, cuando el mismo Balaguer, se dio la carencia terrible de combustibles, y la clase media solo se limitó a hacer filas kilométricas buscando combustible y con todo y esas carencias, la población le reeligió. En el caso venezolano la situación llama la atención, pues esos sudacas, tan pronto logran salir de su país. A los países que llegan, quieren privar que lo tienen todo y que quienes les reciben son menos que ellos, en tanto emerge un nuevo tipo de delincuencia y mayor prostitución. Baste decir, que ni en Cuba, en sus peores momentos a partir de la caída de la Unión Soviética, donde carecieron de todo y no por el bloqueo estadounidense, que el régimen castrista manipuló siempre a su favor, sino porque su principal abastecedor colapsó, nunca se vio nada igual al desastre venezolano actual.