Lo último del Estado Islámico: difunden imágenes de yihadistas en paramotor

0
103

Estado Islámico es una maquinaria de guerra que cada vez preocupa más a los servicios de Informacción occidentales. No hay país en Europa que no tenga entre sus prioridades intentar detectar y acabar con la maquinaria del terror que representa esta organización. Los terroristas, mientras, continúan ensayando en sus países satélite sus técnicas para matar. Después de los drones, lo último ha sido presumir de utilizar un paramotor.

Hace unos días, el Estado Islámico difundió a través de sus tradicionales canales de comunicación una imagen llamativa. Impactante. En ella se veía a tres de sus "soldados" subidos en paramotores sobrevolando las calles de la ciudad iraquí de Mosul.

El paramotor, deporte conocido como paragliding, consiste en surcar los cielos con un pequeño motor de hélice a la espalda y un parapente. El motor sirve para propulsar en el aire al individuo, de forma que el vuelo es más seguro que con el parapente, que no lleva mecanismo motriz.

La imagen de los yihadistas en paramotor ha sido interceptada por la compañía de Inteligencia AICS. Es esta:

El Estado Islámico difunde una imagen de yihadistas en paramotor. El Estado Islámico difunde una imagen de yihadistas en paramotor.

El Estado Islámico difunde una imagen de yihadistas en paramotor.

 

El peligro es evidente. ¿Podrían los yihadistas utilizar un paramotor para sobrevolar una población y lanzar un explosivo? La maquinaria del terror es capaz de cualquier cosa. Los expertos de AICS recuerdan que Irak siempre ha servido de banco de pruebas para el Estado Islámico. Allí ensayan, perfeccionan y luego aplican lo aprendido en otros lugares.

El Estado Islámico o Daesh ya ha empleado drones o aviones no tripulados (UAV) para bombardear objetivos terrestre. La primera vez que los yihadistas emplean este tipo de aparatos fue en enero, cuando difundieron un vídeo en el que se observa el ataque con un drone a un grupo de personas. Las imágenes se corresponden con un atentado en Wilayat Ninive, la zona del Califato a la que pertenece Mosul, Irak.

Los ataques con drones son difíciles de interceptar para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Son aparatos que cualquiera puede comprar en una tienda e incorporar una carga explosiva. Son, además, una poderosa arma propagandística para los yihadistas, que pueden presumir de hacer daño al enemigo de manera efectiva.

Los yihadistas suelen utilizar un dron modelo Phantom 4.En MediaMarkt cuesta 1.399 euros. Estas son sus características: "Captura impresionantes planos aéreos con el Drone Phantom 4 de DJI. Con este dron podrás grabar con gran calidad gracias a su cámara integrada y a sus controles de vuelo intuitivos y así obtendrás excepcionales imágenes. El Phamtom 4 tiene un Sistema Avanzado de Posicionamiento Visual Estéreo (VPS) que te dará un vuelo estacionario preciso; si por cualquier motivo nuestro dispositivo aéreo es desplazado extremadamente, volverá a su posición original de parada. El vuelo del Phamtom es sencillo, toca dos veces la pantalla y a volar, además como incluye Sistema Anticolisión y Vuelta a Casa Inteligente, tendrás un vuelo seguro. Con ActiveTrack podrás seguir a un sujeto sin la necesidad de balizas o bandas y con POI en movimiento podrás grabar tomas que nunca antes hubieses imaginado. Este Phamtom tiene Modo Sport para que puedas estar en el centro de la acción. En lo que se refiere a tiempo de vuelo, decirte que el DJI Phamtom 4 tiene más autonomía a la hora de volar, hasta 28 minutos".

El aparato "graba vídeos en la resolución 4K hasta a 30 fps o en Full HD 1080p a 120fps para slow motion". (http://www.lainformacion.com)