Los fondos más rentables de renta fija beben del dólar

0
3

Los productos que más se revalorizan este año son aquellos que compran deuda denominada en la divisa de Estados Unidos. Destacan el 'Caixabank Renta Fija Dólar Estándar FI', el 'Mutuafondo Dólar FI' y 'PBP Dólar Premium sicav', de Popular Gestión Privada

 

Las mayores alegrías en fondos de renta fija vienen este año de la mano del billete verde. Entre los productos domiciliados en España, los que consiguen mayor rentabilidad en 2018 son aquellos que invierten en deuda denominada en dólares. Porque se han embolsado la revalorización de la divisa estadounidense, que en lo que llevamos de año se fortalece un 2,8 por ciento frente a su principal rival, el euro.

Las entidades con los fondos más rentables son CaixaBank, Mutua Madrileña y Popular Gestión Privada. Destaca el Caixabank Renta Fija Dólar Estándar FI, que se anota un 4,5 por ciento en 2018, según los datos recogidos por Morningstar. Se trata de un fondo pequeño, de 89 millones de euros, que invierte en deuda pública y privada en dólares, negociada principalmente en Estados Unidos. Entre sus mayores posiciones figuran bonos de la automovilística Ford y letras del Tesoro estadounidense.

En segundo lugar, con un 4,4 por ciento en el año, se sitúa Mutuafondo Dólar FI, cuyas principales inversiones son, una vez más, en letras del Tesoro de EEUU. Un 4 por ciento se revaloriza, por su parte, PBP Dólar Premium sicav, de Popular Gestión Privada, que tiene en cartera deuda en dólares de compañías como Bank of America, Goldman Sachs, Morgan Stanley, así como de la española Iberdrola, y también deuda pública del país norteamericano.

No se queda atrás el Bankia Dólar Universal FI, que consigue un 3,4 por ciento. También de pequeño tamaño (con un patrimonio de 7,5 millones de euros), un 11 por ciento de la cartera está invertido en letras del Tesoro de EEUU. Por encima del 3 por ciento se sitúa también Fondmapfre Rentadólar FI, que además de deuda pública tiene en cartera bonos de empresas como Verizon.

Cuando arrancó el año, un euro se intercambiaba por 1,20 dólares; hoy lo hace por 1,17 dólares. El gran riesgo al que se enfrentan estos fondos es la depreciación del dólar, que, según las previsiones que recoge Bloomberg, terminará el año más débil de lo que lo inició, en los 1,23 dólares. La posibilidad de que la moneda caiga es precisamente lo que motiva que la inversión en deuda estadounidense no sea hoy rentable para el inversor europeo, dado que las coberturas de divisa están en máximos. (http://www.eleconomista.es/)