Los grupos reactivaron la lucha en el Senado por el Código Penal

0
61
Los grupos reactivaron la lucha  en el Senado por el  Código Penal

La comisión que preside Zorrilla recibió a los activistas.

Santo Domingo.- El Senado de la República, al igual que en su momento la Cámara de Diputados, se ha convertido en los últimos días en un foco de expresión de grupos antagonistas que reclaman la inclusión o exclusión de artículos sobre la discriminación y las causales del aborto.

Este miércoles el presidente del Senado, Eduardo Estrella, recibió a una delegación de organizaciones cristianas, pero su equipo de comunicaciones, en un aparente intento de no vincularlo, evitó que el legislador posara con los grupos denominados Provida.

Al término del encuentro, el presidente de Acción Cristiana, José Antonio Flaquer, negó que el proyecto de Código Penal discrimine a los sectores LGBT, pero que tampoco puede citarlos, ya que dichas preferencias no están contempladas en la Constitución.

Abogó para que se evite realizar un traje a la medida de grupos a los que consideró minoritarios ante la discusión del asunto.

Encuentro
La Comisión Especial del Senado de la República designada para el estudio del Proyecto de Ley de Código Penal de la República Dominicana, que preside Santiago José Zorrilla, vicepresidente del Senado, se reunió ayer con representantes de la agrupación defensora de los derechos de la comunidad LGBTIQ, RD para escuchar su opinión sobre la iniciativa, procedente de la Cámara de Diputados.

El legislador dijo que los aportes de los invitados serán valorados para garantizar que la pieza sea creada sobre la base del consenso social.

“Pese a las sugerencias que sean expresadas en este encuentro, también deberán enviar sus opiniones por escrito para ser analizadas de manera minuciosa”, indicó Zorrilla.

En representación de la LGBTIQ-RD, Amaury Reyes expresó que el objetivo de la agrupación es que el proyecto de Código Penal proteja a todas las personas sin tomar en cuenta la preferencia sexual.

— publicidad —

Fuente: El DIA