¿Me niego a ofrecerle ayuda cuando nadie más lo ha hecho?

0
103
¿Me niego a ofrecerle ayuda cuando nadie más lo ha hecho?

Katherine Motyka fue invitada a la Fiscalía a través de un mensaje vía Whatsapp y luego una llamada telefónica para confirmar su asistencia a una reunión. josé de león

SANTO DOMINGO.-El caso de una niña violada y embarazada de la que la fundación Jompéame se hizo eco para buscar ayuda ha puesto en el tapete un choque entre la Fiscalía y esa entidad, que se dedica a solucionar casos de viviendas, salud y asistencia a personas vulnerables y en condiciones de pobreza al nivel nacional.

Para la fundadora de Jompéame, Katherine Motyka, lo que más le molesta es que se le esté coartando por hacer un trabajo en beneficio de gente que no tiene recursos y que vive mal.

El caso, como todos los que han trabajado, lo recibieron vía las redes sociales, y lo trataron por la cantidad de veces que les fue enviado, incluso por la comunidad de donantes a la que Jompéame le presta atención por ser los que sustentan el proyecto.

Narra que fue citada el pasado día 23 vía Whatsapp, y luego la llamaron para confirmar que asistiría.

“Cuando fuimos nos dijeron que nos prohibían publicar cualquier tipo de imagen, datos ni nada relacionado a niños y adolescentes, que elimináramos todo lo que fuera de niños y que en teoría les vulnerara. Yo no entendí que eso iba a ser algo legal, porque fue en una oficina, y yo soy muy ingenua porque nunca he ido a una fiscalía”, explicó.

Ese día estaban la fiscal de Niños Niñas y Adolescentes, Olga Diná Llaverías, y un representante de Conani; minutos después de terminar la conversación, la procuraduría envió una nota de prensa en la que decía que emplazaron a la representante de Jompéame “cuando ellos lo que me hicieron fue firmar una minuta”.

“El problema es que me están diciendo que baje todos los post que tenemos de niñas y adolescentes, que son más de 300, y aparte de eso, me están diciendo que no puedo trabajar más con niñas y adolescentes.

Entonces, ¿cómo los ayudo si no puedo poner un dato ni una imagen?”, se preguntó.

Considera que desde la Fiscalía se han ofendido por el tema de la niña embarazada, el último que han trabajado, pero explica que lo recibieron el 27 de febrero, luego de que fuera publicado en un medio televisivo.

“Entiendo que ellos me están hablando de que nosotros estamos victimizando a la niña, pero ya el Estado le falló varias veces antes de nosotros publicar, porque los padres de la niña pusieron la denuncia y desestimaron la orden contra el violador porque dijeron que la niña fue que lo sedujo, van a un hospital público a hacerse una sonografía, se la niegan y le niegan el derecho de reportar que fue una violación; número tres, sale en televisión nacional y no le llevan ayudas, y cuatro, cuando yo llego la niña todavía está viviendo en condiciones deplorables, tiene anemia y entonces me están buscando a mí por yo subirla a las redes”, cuestionó.

Mayoría de los casos
Más de la mitad de los casos que llegan a la fundación Jompéame corresponde a menores de edad, para los que se solicita ayuda médica, viviendas, alimentación y otros procedimientos que el gobierno no le suple a tiempo a la ciudadanía.

 

—1— Financiamiento
La fundación Jompéame no recibe fondos del gobierno, aunque trabaja de la mano con instituciones estatales.
—2— Incremento
Antes de la pandemia recibían alrededor de cien casos, ahora sobrepasan los 300.
—3— En espera
Tienen miles de solicitudes esperando por ayudas.

La enseñanza que ha dejado el proceso
Respaldo. Para Katherine la enseñanza que ha dejado este proceso es que la gente agradece el trabajo que han venido realizando y que no tienen rechazo porque lo están haciendo bien.
“No sabía que teníamos tanto impacto, pero ya veo que sí y eso está muy bien, pero realmente uno quiere estar tranquilo”, agrega.

Con ese proyecto ha aprendido que los dominicanos son muy generosos, porque trabajan todos los días y dan su dinero para gente que nunca conocerán, pero que entienden su dolor y se unen a la lucha de estos, por lo que considera que son extraordinarios.

A parte de este caso no habían tenido obstáculos en el trabajo que realizan y lamentó que si el Estado no lo está haciendo porque no tiene la capacidad de suplir las necesidades de tanta gente necesitadas, que les dejen trabajar como equipo, porque juntos pueden ayudar a más personas y hacer un mejor cambio en el país.

— publicidad —

Fuente: El DIA