Murray-Wawrinka y Nadal-Thiem, las semifinales en París

0
32

Se conocerán los finalistas masculinos en Roland Garros. El viernes, Andy Murray, Nº1 del mundo, enfrentará en el primer turno a Stan Wawrinka (3º), mientras que a continuación Rafael Nadal (4º), con ascenso asegurado en el ranking en puesto a definir, se cruzará con Dominic Thiem (7º), el único que le ganó este año al español en canchas lentas. Sin dudas, dos semifinales de primera en el tradicional Mundial de arcilla.

Por eso es un día muy importante en el Abierto de Francia. Con transmisión en vivo por las señales de ESPN, se deciden quiénes se verán las caras en la gran final del domingo. Y hay muchos condimentos en juego en esta jornada especial, ya que ambos cruces tienen sus atractivos particulares.

Murray, que mejoró mucho el año último en clay, vive una temporada floja, muy irregular, pero tiene la posibilidad en París de meterse en el choque decisivo. Para eso, el escocés tendrá que superar a Wawrinka, al que domina 10-7 en los antecedentes en el circuito.

El británico, finalista de Roland Garros en 2016, quiere ganarle otra vez al suizo, campeón en París en 2015. Y para Wawrinka se trata de un choque con un plus, porque hace 12 meses precisamente perdió en semifinales con Murray en cuatro sets. En Grand Slam lidera el número uno por 3-2 -el último fue la mencionada semi del año pasado- y en arcilla está 2-1 arriba el helvético.

Para Murray la intención es avanzar por duodécima vez a una final de un Major, en tanto que Wawrinka busca la cuarta de su cuenta personal, teniendo un llamativo récord de 3-0 en definiciones en los grandes torneos. El que arriba en mejores condiciones es el suizo, ya que no cedió sets en su camino y recobró confianza en la previa a París, siendo campeón en Ginebra, tras ocho meses sin un título oficial.

Después, llega la hora del choque tan esperado entre Nadal y Thiem. El español ostenta el histórico récord de nueve coronas en un mismo Major, justamente en el clay parisino. Para el austríaco, esta es su segunda semifinal en un gran campeonato, otra vez en el Abierto de Francia, como hace 12 meses. Aquella vez cayó ante Novak Djokovic, quien fue luego el campeón, en tanto que ahora viene de vencer por primera ocasión al serbio (y en sets corridos), quien así bajará del segundo puesto ATP.

Nadal lucha en París con Wawrinka por el segundo lugar del ranking, aunque su gran objetivo es ni más ni menos que poder alzarse con la codiciada copa de París por décima vez. Está a dos partidos, es cierto, pero le quedan los más difíciles. Arribó a semi, como el austríaco, sin ceder un solo set, y quiere recuperarse de la caída sufrida contra Thiem en Roma.

Esta temporada, el zurdo de Manacor venció al austríaco en las finales de Barcelona y Madrid, pero luego se tomó revancha Thiem en los cuartos de final del Abierto de Italia. Ese fue el único encuentro en el que cayó Nadal en 2017 sobre arcilla y pretende que lo siga siendo. Cada uno, con su libreto, quiere dar un paso crucial: el exlíder del circuito apunta a meterse en su 22ª final de Grand Slam y su joven rival por la primera gran definición de su carrera.

Los antecedentes marcan una ventaja de 4-2 para Nadal, con la curiosidad de que siempre se enfrentaron sobre clay. En Majors sólo se vieron las caras en el primer cruce entre sí, en la segunda ronda de Roland Garros 2014, con un cómodo triunfo del mejor jugador de la historia en esta superficie. Ahora ambos buscan un paso clave, ante la atenta mirada del mundo. Hay muchísimo en juego. (http://espndeportes.espn.com)