NUESTRO editor y redactor jefe emitió la siguiente reflexión con motivo del verdadero origen de la fiesta espiritual que se celebra esta noche:

0
184

“ El concepto religión es uno creado por los seres humanos y como reclamo directo para mantener y garantizar el orden social e independientemente de que a todo niño desde que nace se le enseña a amar, adorar y ser obediente a Dios, que es el ser omnipotente, omnisciente y eterno que habita dentro de nuestros espíritus. En el mundo espiritual no existe la religión como la entendemos los seres humanos y bueno es recordar que cuando Dios nos creó, a quien hizo a su imagen y semejanza fue al espíritu que todos tenemos. Dos mil años atrás, pero realmente unos años después, el cristianismo y como forma correcta de afianzarse entre los romanos, aprovechó las fiestas de las saturnalias, que se hacían para celebrar los trabajos en el campo y el final de las siembras de invierno, para los 25 de diciembre y por lo que se entendía el nacimiento del Sol victorioso que daban pie o pretexto a grandes fiestas y desenfrenos. La iglesia cristiana temprana, al no poder destruir esas fiestas denominadas también “paganas”, entonces las adoptó y creó la leyenda del nacimiento del niño Jesús y que ha sido la mejor iniciativa para crear y recrear sanas esperanzas en los niños y regocijo y confraternidad entre los mayores. Los datos históricos más ciertos y de acuerdo al Vaticano, Jesús, en realidad nació a mediados de marzo. Dos mil años después, la conmemoración y fiesta, es universal, pues se ha transformado en el mejor y mayor vínculo para conectar espiritualmente con el creador. ¡Feliz Navidad a todos!