OJO pues al santo y que no es de piedra

0
198

La política no es lo que parece y las sorpresas podrían ser muchas de aquí al 11 de enero y si en el ínterin apareciera una nueva plataforma electoral de grupos populares, de clase media y hasta contestatarios que coincidan en determinados planteamientos anti PLD-PRD y el partido mediático recrudece sus ataques contra la reelección presidencial y ya de forma abierta, Danilo y para remontar en las encuestas podría tenerlo bien difícil. Debe darle un cambio duro y rápido a su política si quiere ganar, pues ahora mismo con las visitas sorpresas, sus alianzas abiertas con los ricos, su ostensible desprecio a la clase media y su no convincente acercamiento a los pobres, todo en total, pudieran jugarle una mala pasada. Pese a todo, todavía está a tiempo para sacudirse y ganar, pero estamos hablando de no pasar de enero, de lo contrario, de febrero para allá las barajas quedarían marcadas.

A todo esto, la mayoría de los políticos ven y actúan con un dejo de desprecio ante el “injerencismo estadounidense” y que ya no es tal, sino el propio de la globalización de la política vía los múltiples tratados comerciales y de seguridad suscritos. Han preferido seguirle los pasos a la lengua larga del cardenal López Rodríguez con su estrambótico discurso anti maricones y se están perdiendo lo principal: Que EEUU es un socio obligado en el proceso electoral y cuyo peso está marcado por ese millón de estadounidenses de origen dominicano, a los que de estúpido, Leonel hizo y anteriormente el PRD con Peña Gómez, que tuvieran “renovada” carta de nacionalidad con una ley de “doble nacionalidad”, que es el disparate mayor y dirigido a perder la soberanía y la misma nacionalidad dominicana. Y así vamos.