Pena de muerte para el presidente del país

0
36

El presidente de Yemen, Abd Rabbo Mansour Hadi, y seis miembros de su gobierno han sido condenados a muerte por “alta traición” por un tribunal formado por los rebeldes que controlan la capital del país, Sanaa, ha informado la agencia de noticias del grupo insurgente.

Hadi ha sido reconocido culpable de haber “usurpado el título de presidente después del final de su mandato”, de haber “incitado a la agresión llevada a cabo por Arabia Saudita” y de “atentar contra la independencia y la integridad territorial de la República yemenita”, según la agencia Saba.

El anuncio de estas condenas coincide con el segundo aniversario de la intervención en Yemen de una coalición militar árabe liderada por Arabia Saudí de apoyo al presidente Hadi.

Los rebeldes chiíes Houthis y sus aliados, partidarios del expresidente Ali Abdallah Saleh, organizan este domingo una gran manifestación en Sanaa bajo el eslogan “la resistencia a la agresión (saudí) será perseguida”. Las protestas han reunido centenares de miles de personas, según la AFP.

En un discurso pronunciado este sábado, el expresidente Saleh afirmó que “los yemeníes libres seguirán eligiendo la opción de la resistencia mientras que la coalición, liderada por Arabia Saudí, siga agrediendo a nuestro país y privilegiando la elección de la guerra”.

El último conflicto en Yemen arrancó después de la insurrección contra Ali Abdallah Saleh en 2011 en el contexto de la Primavera Árabe. Los Houthis -pertenecientes a la importante minoría zaidita que forma un tercio de la población del país- lanzaron una ofensiva en 2014 que les permitió apoderarse de la capital del país.

Un yemení observa un edificio destruido  en la capital, Sanaa

Un yemení observa un edificio destruido en la capital, Sanaa 

El 26 de marzo de 2015, Arabia Saudita y sus aliados lanzaron una ofensiva con ataques aéreos contra los rebeldes, lo que permitió a las fuerzas proHadi de recuperar cinco provincias del sur del país, mientras el norte y la capital continuaban bajo el control de los Houthis y sus aliados.

En dos años, más de 7.700 personas, mayoritariamente civiles, han sido asesinadas y unas 40.000 han resultado heridas en el conflicto, según la ONU. (http://www.lavanguardia.com)