Por qué la Ruta Marítima del Norte es una buena alternativa al Canal de Suez

0
106

Esta vía, que bordea la costa norte de Rusia a través de los mares del océano Ártico, puede reducir significativamente los trayectos de Europa a Asia y también tiene ventajas desde el punto de vista ecológico.

Cientos de barcos continúan acumulándose frente al Canal de Suez, que permanece bloqueado desde este martes tras el varamiento del enorme portacontenedores MV Ever Given. La situación genera temores de que el retraso inesperado fruto de este accidente podría afectar la cadena de suministro global y los precios de gas y petróleo, y provoca reflexiones sobre la necesidad de una alternativa a esta vía marítima. Una alternativa que podría ofrecer la Ruta Marítima del Norte.

La Ruta Marítima del Norte es la vía marítima más corta entre la parte europea de Rusia y el Lejano Oriente, así como la principal comunicación marítima en el Ártico ruso. Esta vía bordea la costa norte de Rusia a través de los mares del océano Ártico a lo largo de 5.600 kilómetros desde el estrecho de Kara hasta la bahía de Providéniya.

Transportar mercancías desde el Lejano Oriente hasta Europa a través del Canal de Suez obliga a recorrer más de 23.000 kilómetros. En cambio, la Ruta Marítima del Norte es de solo algo más de 14.000 kilómetros

Ante el derretimiento masivo de las capas de hielo polar, la Ruta Marítima del Norte se está convirtiendo en una opción cada vez más atractiva para el transporte global de mercancías, ya que puede reducir en aproximadamente 10 días los viajes de Europa a Asia en comparación con las rutas a través del Canal de Suez.

Este último se considera una vía sobrecargada incluso cuando no queda inutilizable como consecuencia de un varamiento. Además, a pesar de las renovaciones, en el canal todavía hay varias áreas estrechas, lo que retrasa en gran medida la navegación y reduce la capacidad de tráfico.

"Se logra un menor volumen de emisiones debido a una reducción significativa en la longitud de la ruta. Por lo tanto, el desarrollo de la Ruta del Mar del Norte puede tener no solo un efecto económico, sino también ambiental directo", explicó el alto cargo. 

En 2020, alrededor de 33 millones de toneladas de carga fueron transportadas por la Ruta Marítima del Norte, según los datos del Ministerio ruso para el Desarrollo del Lejano Oriente y el Ártico. Se prevé que para 2024 el tráfico de carga a lo largo de esta vía aumente a 80 millones de toneladas por año. [RT]