lunes, mayo 16, 2022
InicioFirmasPutin justifica la guerra en Ucrania: “Fue la decisión de un país...

Putin justifica la guerra en Ucrania: “Fue la decisión de un país soberano, fuerte e independiente”

Vladimir Putin se enfrentó a un Día de la Victoria donde tenía poco que celebrar. A pesar de los rumores de que haría un anuncio importante, el discurso del presidente se limitó en gran medida a defender la invasión rusa en Ucrania. Putin no declaró oficialmente la guerra a Ucrania, como temía Kyiv, y tampoco mencionó la temida movilización general en Rusia.

La fecha más patriótica del país, que resalta el papel de la Unión Soviética en la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, se celebró en la Plaza Roja de Moscú. El desfile fue más modesto que en los últimos años. Medios rusos informaron que 11.000 soldados y 131 vehículos blindados participaron en el evento, incluidos los aclamados tanques Armata de Rusia, que no han sido considerados listos para el combate en la guerra en Ucrania.

Putin se dirigió al país y evitó referirse a la invasión rusa como “operación especial” o “guerra”. El presidente ruso se esforzó en establecer paralelismos entre lo que ocurre en Ucrania y la Segunda Guerra Mundial, en un intento de agitar el sentimiento patriótico. “Fue la decisión de un país soberano, fuerte, independiente”, dijo Putin.

Vinculó la guerra en Ucrania a la victoria en 1945, culpando a Occidente y la OTAN por rechazar sus demandas de seguridad. “En diciembre del año pasado, propusimos la celebración de un acuerdo sobre garantías de seguridad. Rusia pidió a Occidente que entablara un diálogo honesto, en busca de soluciones de compromiso razonables, para tener en cuenta los intereses de cada uno. Todo fue en vano”.

Durante un discurso de 11 minutos, Putin acusó a la OTAN y a Ucrania de haber orquestado una “Operación punitiva en el Donbás, la invasión de nuestras tierras históricas, incluida Crimea”. El asesor presidencial ucraniano Mykhailo Podolyak respondió poco después a través de una red social: “Los países de la OTAN no iban a atacar a Rusia. Ucrania no planeaba atacar Crimea”.

El líder ruso se refirió a los ucranianos como fascistas y repitió que el gobierno democrático de Kyiv está dirigido por neonazis. Durante décadas, Putin ha creado una sólida base retórica en Rusia; en lugar de crear un discurso alrededor del paraíso que es el propio país, como sí lo hace China, el presidente ruso tiene un alegato alrededor de los enemigos de la patria. La información local de un país de más de 17 millones de kilómetros cuadrados y más de 144 millones de habitantes es poco difundida; los rusos saben más de la supuesta “rusofobia” e inmoralidades que existe en Estados Unidos, Polonia o Alemania, que lo que ocurre en su propio país.

Durante más de dos meses y medio de Guerra, Putin y su gobierno han dicho repetidamente que el objetivo de la llamada “operación especial” es desnazificar a Ucrania y que liberar al país de los nazis es una cuestión de supervivencia rusa. En Rusia, el flujo constante de falsedades, con múltiples historias, plausibles e inverosímiles han dejado de producir indignación, sino apatía. Millones de ciudadanos se enfrentan a la gran disyuntiva de cómo distinguir la verdad de lo que no lo es. El panorama mediático nacional se ha estado preparando durante años a través de los medios controlados por el Kremlin para que sus compatriotas sintieran apatía por lo que ocurre en Ucrania.

Para evitar cualquier interrupción en un evento en vivo para todo el país, el discurso se retransmitió con varios segundos de retraso. Putin admitió que Rusia había sufrido pérdidas militares, pero no dio detalles. Las últimas cifras oficiales publicadas por el Ministerio de Defensa de Rusia apuntan a 1.351 soldados muertos. Cifra que desde hace seis semanas dejó de actualizarse.

“Me dirijo ahora a nuestras Fuerzas Armadas y a los voluntarios del Donbás. Están luchando por la Patria, por su futuro, para que nadie olvide las lecciones de la Segunda Guerra Mundial. Para que no haya lugar en el mundo para verdugos, castigadores y nazis” dijo Putin. El mandatario ruso también anunció nuevas ayudas para las familias de los militares rusos fallecidos y heridos en Ucrania.

En el discurso, dirigido a la sociedad rusa y a los soldados que se encuentran sobre el terreno en Ucrania, Putin se aferró a una jerga política que despoja de humanidad a los civiles en Ucrania. Son “nazis”, por lo que pueden ser eliminados sin remordimiento. El mensaje para Occidente fue de que Rusia es una potencia militar y seguirá adelante con sus objetivos en Ucrania. Por: Taylin Aroche [La Razón]

 

RELATED ARTICLES
- Publicidad -
Por el Ojo de la Cerradura

Mas Populares

Recent Comments