República Dominicana lleva 372 días bajo estado de emergencia nacional desde que el pasado 19 de marzo de 2020, cuando el presidente de ese entonces, Danilo Medina, promulgó el decreto 134-20 para combatir el coronavirus y evitar el contagio masivo. El estado de emergencia solo fue levantado del 1 al 20 de julio del 2020, período que coincidió con la celebración de las elecciones presidenciales. Seguida a la declaración del estado de excepción también está el toque de queda, el confinamiento obligatorio al que ha estado sujeta la sociedad en diferentes horarios. Medidas restrictivas Con la promulgación del decreto 134-20 solo se permitió la entrada al país de aviones ferries para la salida de ciudadanos extranjeros que quisieran regresar a sus países y la llegada de aviones, buques de carga y de combustibles para garantizar los suministros a la población. La docencia presencial quedó suspendida en todos los centros escolares y universitarios hasta el lunes 13 de abril, pero esta medida se fue prorrogando hasta el 6 de abril, cuando el Ministerio de Educación inició el retorno gradual de las aulas, bajo la supervisión y anuencia del Ministerio de Salud Pública. La educación universitaria sigue siendo a distancia. Todas las actividades comerciales, sociales y recreativas quedaron suspendidas hasta que iniciaron las fases de reapertura económica, con la excepción de aquellas que se dedican a actividades básicas para la población: supermercados, colmados, estaciones de expendio de combustibles, farmacias y establecimientos comerciales dedicadas al expendio de alimentos crudos o cocidos. También quedaron autorizados para operar de manera normal los centros de servicios médicos públicos y privados y los laboratorios médicos. Se ordenó la licencia laboral de los empleados públicos con más de 60 años de edad o alguna condición especial de salud como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares o respiratorias, deberán permanecer en sus hogares mientras dure la crisis. Recientemente el Ministerio de Administración Pública, mediante resolución, ordenó el retorno de todos los empleados públicos a excepción de las embarazadas que laboran en centros de salud. Solicitó al sector privado implementar el trabajo a distancia. Con la reapertura económica los trabajadores y la flexibilización del horario del toque de queda se integraron a las labores presenciales. Con la declaratoria de emergencia Nacional, Medina también ordenó el primer toque de queda de su mandato de ocho años mediante el decreto 135-20. Se trató de un confinamiento obligatorio desde las 8:00 hasta las 6:00am. Según avanzaba la expansión del virus esta medida fue variando con las prórrogas de excepción, llegando a establecerse la restricción al tránsito a partir de las 5:00 de la tarde. El uso de mascarillas fue obligatorio a partir del 17 de abril de 2020, casi un mes después del establecimiento del estado de excepción. Mediante la resolución 000635, el Ministerio de Salud Pública ordenó su utilización en todos los lugares de trabajo y espacios públicos en el territorio nacional. Al día de hoy, las medidas han variado. Ahora con la gestión del presidente Luis Abinader, el covid-19 llegó a controlarse por varios meses, al punto de que las medidas se flexibilizaron un poco, se incrementaron el número de pruebas y se habilitaron más camas de unidades de cuidados intensivos y de hospitalización. El 28 de septiembre se implementó un nuevo horario del toque de queda de 9:00 de la noche a 5:00 de la mañana, de lunes a viernes y los fines de semana de 7:00 PM a 5:00 AM. Antes era de lunes a viernes de 7:00 de la noche a 5:00 de la mañana y los sábados y domingos de 5:00 p.m. a 5:00 a.m., en las siguientes demarcaciones geográficas: Santo Domingo, Distrito Nacional, Santiago, San Cristóbal La Vega, Puerto Plata, Duarte, San Pedro de Macorís, La Romana, San Juan de la Maguana, La Altagracia, Azua, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez y María Trinidad Sánchez. Mientras que de 8:00 de la noche a 5:00 de la mañana en Espaillat, Peravia, Barahona, Monte Plata, Valverde, Hermanas Mirabal, Monte Cristi, Samaná, Bahoruco, Hato Mayor, El Seibo, Dajabón, Santiago Rodríguez, San José de Ocoa, Elías Piña, Independencia y Pedernales. También sábados y domingos de 5:00 p.m. a 5:00 a.m. A principio del mes de diciembre, en momentos en que los casos de covid-19 comenzaron a dispararse otra vez, las autoridades decidieron variar las restricciones a la movilidad y productividad del país para evitar la afluencia de personas. En las primeras semanas de enero, el toque de queda iniciaba a las 12 del mediodía los fines de semana y los días laborales a partir de las 5:00 pm. En la actualidad, la prohibición de la actividad económica inicia a las 9:00 pm, mientras que la restricción a la circulación a las 12:00 am, de lunes a viernes. Los sábados y domingos el toque de queda inicia a las 7:00 con libre circulación hasta las 10:00. Al día de hoy la tasa de positividad del virus es de 10.26%, 259,639 personas se han contagiado, 217,613 recuperado y 3,405 muerto. Con la llegada de las vacunas contra covid-19 (15 de febrero 2021), el 10% de la población dominicana se ha puesto la primera dosis de la vacuna, el 5% ya recibió los dos pinchazos [HOY]

0
89

República Dominicana lleva 372 días bajo estado de emergencia nacional desde que el pasado 19 de marzo de 2020, cuando el presidente de ese entonces, Danilo Medina, promulgó el decreto 134-20 para combatir el coronavirus y evitar el contagio masivo.

El estado de emergencia solo fue levantado del 1 al 20 de julio del 2020, período que coincidió con la celebración de las elecciones presidenciales.

Seguida a la declaración del estado de excepción también está el toque de queda, el confinamiento obligatorio al que ha estado sujeta la sociedad en diferentes horarios.

Medidas restrictivas

Con la promulgación del decreto 134-20 solo se permitió la entrada al país de aviones ferries para la salida de ciudadanos extranjeros que quisieran regresar a sus países y la llegada de aviones, buques de carga y de combustibles para garantizar los suministros a la población.

La docencia presencial quedó suspendida en todos los centros escolares y universitarios hasta el lunes 13 de abril, pero esta medida se fue prorrogando hasta el 6 de abril, cuando el Ministerio de Educación inició el retorno gradual de las aulas, bajo la supervisión y anuencia del Ministerio de Salud Pública.

La educación universitaria sigue siendo a distancia.

Todas las actividades comerciales, sociales y recreativas quedaron suspendidas hasta que iniciaron las fases de reapertura económica, con la excepción de aquellas que se dedican a actividades básicas para la población: supermercados, colmados, estaciones de expendio de combustibles, farmacias y establecimientos comerciales dedicadas al expendio de alimentos crudos o cocidos.

También quedaron autorizados para operar de manera normal los centros de servicios médicos públicos y privados y los laboratorios médicos.

Se ordenó la licencia laboral de los empleados públicos con más de 60 años de edad o alguna condición especial de salud como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares o respiratorias, deberán permanecer en sus hogares mientras dure la crisis. Recientemente el Ministerio de Administración Pública, mediante resolución, ordenó el retorno de todos los empleados públicos a excepción de las embarazadas que laboran en centros de salud.

Solicitó al sector privado implementar el trabajo a distancia. Con la reapertura económica los trabajadores y la flexibilización del horario del toque de queda se integraron a las labores presenciales.

Con la declaratoria de emergencia Nacional, Medina también ordenó el primer toque de queda de su mandato de ocho años mediante el decreto 135-20. Se trató de un confinamiento obligatorio desde las 8:00 hasta las 6:00am. Según avanzaba la expansión del virus esta medida fue variando con las prórrogas de excepción, llegando a establecerse la restricción al tránsito a partir de las 5:00 de la tarde.

El uso de mascarillas fue obligatorio a partir del 17 de abril de 2020, casi un mes después del establecimiento del estado de excepción. Mediante la resolución 000635, el Ministerio de Salud Pública ordenó su utilización en todos los lugares de trabajo y espacios públicos en el territorio nacional.

Al día de hoy, las medidas han variado. Ahora con la gestión del presidente Luis Abinader, el covid-19 llegó a controlarse por varios meses, al punto de que las medidas se flexibilizaron un poco, se incrementaron el número de pruebas y se habilitaron más camas de unidades de cuidados intensivos y de hospitalización.

El 28 de septiembre se implementó un nuevo horario del toque de queda de 9:00 de la noche a 5:00 de la mañana, de lunes a viernes y los fines de semana de 7:00 PM a 5:00 AM.

Antes era de lunes a viernes de 7:00 de la noche a 5:00 de la mañana y los sábados y domingos de 5:00 p.m. a 5:00 a.m., en las siguientes demarcaciones geográficas: Santo Domingo, Distrito Nacional, Santiago, San Cristóbal La Vega, Puerto Plata, Duarte, San Pedro de Macorís, La Romana, San Juan de la Maguana, La Altagracia, Azua, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez y María Trinidad Sánchez.

Mientras que de 8:00 de la noche a 5:00 de la mañana en Espaillat, Peravia, Barahona, Monte Plata, Valverde, Hermanas Mirabal, Monte Cristi, Samaná, Bahoruco, Hato Mayor, El Seibo, Dajabón, Santiago Rodríguez, San José de Ocoa, Elías Piña, Independencia y Pedernales. También sábados y domingos de 5:00 p.m. a 5:00 a.m.

A principio del mes de diciembre, en momentos en que los casos de covid-19 comenzaron a dispararse otra vez, las autoridades decidieron variar las restricciones a la movilidad y productividad del país para evitar la afluencia de personas.

En las primeras semanas de enero, el toque de queda iniciaba a las 12 del mediodía los fines de semana y los días laborales a partir de las 5:00 pm.

En la actualidad, la prohibición de la actividad económica inicia a las 9:00 pm, mientras que la restricción a la circulación a las 12:00 am, de lunes a viernes.

Los sábados y domingos el toque de queda inicia a las 7:00 con libre circulación hasta las 10:00.

Al día de hoy la tasa de positividad del virus es de 10.26%, 259,639 personas se han contagiado, 217,613 recuperado y 3,405 muerto.

Con la llegada de las vacunas contra covid-19 (15 de febrero 2021), el 10% de la población dominicana se ha puesto la primera dosis de la vacuna, el 5% ya recibió los dos pinchazos [HOY]