Sacerdote Luca Burato: El hombre moderno vive de espalda a Dios y promueve antivalores

0
88
Sacerdote Luca Burato: El hombre moderno vive de espalda a Dios y promueve antivalores

P. Luca Burato mientras reflexiona la tercera palabra en este Viernes Santo.

Santo Domingo.- La Iglesia Católica afirmó hoy que si el hombre no crece en responsabilidad y conciencia, se enferma y comienza a promover antivalores como el aborto, la eutanasia o la eugenesia.

Al reflexionar en la segunda palabra el sacerdote P. Luca Burato dijo que»Dios dice vida en todos sus aspectos desde la concepción hasta en las situaciones de enfermedad o discapacidades, el hombre dice muerte, o cultura de la muerte con sus ramas como el aborto, la eutanasia o la eugenesia que no deja espacio a personas como los niños con síndrome de dawn u otros niños que son ángeles de bien para sus familias».

Durante el Sermón de las 7 Palabras, Burato dijo que hay que el hombre moderno actual  dice todas las situaciones son relativas.

«Y si Dios dice verdad, o confrontación leal entre ciencia y fe, si dice valores y desarrollo, o deberes y derechos, o respeto de las religiones; el hombre moderno actual  dice todo es relativo todo “depende”, dice pensamiento único y dominante, solo derechos, solo ciencia sin moral, solo ateísmo o intolerancia con las religiones», explicó el Reverendo Padre al abordar el versículo «He aquí a tu hijo: he aquí a tu Madre» (Jn 19, 26).

Lorato se refirió a la comunidades que promueven el divorcio, así como las relaciones de un mismo sexo.

«El hombre moderno dice de frente a las dificultades familiares divorcio, separación o incompatibilidad, dice frente a la natalidad primero carrera, bienes y luego hijos, dice   género como una construcción mía, yo me puedo autodefinir con el tiempo a pesar de que la genética o la biología de mi cuerpo contradiga lo que pienso o percibo, dice todos iguales, todos uniformes, dice que las diferencias generan desigualdades, rechazando así el modelo de la misma naturaleza», aseveró.

— publicidad —

Fuente: El DIA