San Francisco de Macorís acogió ayer llamado a huelga 24 horas

0
111

La población acogió ayer en su totalidad el llamado a huelga general por 24 horas que realizaron diversas organizaciones en reclamo de la renuncia del presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, y el pleno del organismo. Aunque la convocatoria contaba con la oposición de las organizaciones empresariales y comerciales, en un recorrido realizado por las principales arterias comerciales se pudo comprobar que el cierre fue total. A primeras horas de la mañana algunos comercios del centro de la ciudad abrieron una sola puerta pero optaron por cerrarla después que desconocidos que se desplazaban en una motocicleta lanzaron una bomba de gas lacrimógena a la tienda “La Suerte”, ubicada en la calle San Francisco esquina Papi Olivier. El transporte urbano e interurbano también paralizó sus labores. Sin embargo, el desplazamiento de vehículos privados era normal hasta media mañana, observándose muchos vehículos en las calles de la parte céntrica, aunque no así en importantes avenidas como la Libertad y Bienvenido Fuertes Duarte, donde la circulación vehicular era prácticamente nula. La docencia fue nula en los planteles públicos y privados y por igual en las universidades que tienen sede en la ciudad.

Mientras tropas del Ejército y la Policía patrullaban la ciudad en prevención de incidentes. Convocatoria. El Consejo para la Defensa y Desarrollo Comunitario y el Bloque de Organizaciones Democráticas convocaron al paro por 24 horas en reclamo de la renuncia de Rosario y el pleno de la JCE por entender que fueron copartícipes del más grande fraude electoral que se ha cometido en la historia de la República Dominicana, que ha vulnerado la voluntad popular y lesionado la democracia. La huelga se desarrolló pese a que sectores comerciales y empresariales, entre ellas la Unión de Comerciantes y Empresarios del Nordeste (Ucenor) y la Cámara de Comercio y Producción de la provincia Duarte, se opusieron. Por igual mostraron oposición al paro la Unión de Juntas de Vecinos de la provincia Duarte y la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), en virtud de que la jornada de protesta no es reivindicativa ni reclama obras para la población, sino que es política, por lo que no la respaldaron. El Consejo para la Defensa y Desarrollo Comunitario y el Bloque de Organizaciones Democráticas saludaron en un comunicado el respaldo que la población francomacorisana ha dado al llamado. Durante el día de ayer exhortaron a los habitantes de esta ciudad a mantenerse en sus hogares para que evitaran ser víctimas de acciones indeseadas que pudieran cometer sectores interesados en desacreditar el movimiento de protesta y reprimir a la población. “El paro es completamente cívico, por lo que no hay razón para la represión, por lo que sus organizadores evitarán cualquier tipo de provocación de parte de la intolerancia”, habían dicho al convocar. (hoy.com.do/)