Tarjetas para viajar sin sobresaltos

0
101

Las tarjetas son para el verano. Y especialmente si se viaja al extranjero. El dinero de plástico ha desplazado por completo al efectivo en las vacaciones, tanto para pagar como para retirar efectivo de cajeros sin tener que buscar las oficinas de cambio de divisas o hacerlo en el hotel, ya que dos de los problemas a los que se enfrenta el turista son las elevadas comisiones, por un lado, y, por otro, los tipos de cambio aplicados a veces resultan abusivos.

A la hora de elegir una tarjeta para operar en el extranjero, no sólo hay que tener en cuenta las comisiones por reintegro. También las de tipo de cambio implícito y las comisiones por realizar pagos en el extranjero con la tarjeta. Al respecto, Marta Martínez, experta de Bankimia, explica que «las comisiones dependerán de si se viaja dentro o fuera de la zona euro. Dentro de la zona euro la comisión por sacar dinero (sin cambio de divisas) será de un importe mínimo o de un porcentaje del dinero que se extrae en cajero, normalmente el importe de esta comisión suele ser mínimo de 3 ó 4 euros» . En cambio, fuera de la zona euro se pagará la comisión de sacar dinero que será entre 5 ó 6 euros mínimos, el importe del cambios de divisas y además, se pagarán tasas de recargo.

Otro punto a tener en cuenta es que el cambio de divisa «no se hace de manera instantánea sino, que a final de mes se regularizará el cambio de moneda. Esto es igual tanto para pagar como para sacar dinero, pero para sacar dinero además se cobra una comisión», advierte Martínez.
Por su parte, Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, recomienda que a la hora de utilizar las tarjetas se tenga en cuenta «la política de comisiones aplica mi banco; las comisiones son más elevadas en países sin euro que en países donde se usa la moneda única; en tercer lugar que sacar dinero con tarjeta de crédito (o pagar con ella) siempre es más caro que hacerlo con una de débito, porque no hay que olvidar que, más allá de las comisiones, el banco también nos cobrará por prestarnos dinero por adelantado y, por último, que hay ciertas comisiones (las 'surcharge fees') que son cobradas por las entidades dueñas de los cajeros y que, incluso si nuestro banco nos ofrece extracciones en cajeros gratuitas fuera de nuestras fronteras, nadie nos librará de abonar este coste». En cuanto a las comisiones por pagar con tarjeta, dependerá de la zona a la que viajemos. Como señala González, en países de la zona euro no «nos cobrarán comisiones por pagar con el dinero de plástico y sacar dinero es más barato con una tarjeta de débito que con otra de crédito».

Las mejores

A la hora de viajar, pagar y retirar el dinero, el usuario debe saber que es necesario una tarjeta de crédito y que en muchas ocasiones no aceptarán la tarjeta de débito. «Yo aconsejaría todas aquellas que tienen adheridas un seguro de asistencia en viajes y que proteja las compras. Como por ejemplo la Tarjeta WiZink Oro de WiZink», aconseja Martínez. 

Desde Kelisto también recomiendan la Tarjeta Inteligente de EVO Banco, puesto que no cobra por sacar a débito en ningún cajero del extranjero: eso sí, habrá que tener cuidado si hacemos extracciones a crédito o si el cajero cobra 'surcharge fees)'.
Otra opción es la tarjeta NX de Abanca (para menores de 30): permite realizar 5 extracciones de cajeros gratis en cualquier país extranjero. o la Visa Electron de Banco Mediolanum que tampoco cobra por sacar en el extranjero a débito, pero solo ofrece un máximo de 52 operaciones gratis, ya sean dentro o fuera de España. 

De cualquier manera, González recuerda que «el pago con tarjeta suele estar sujeto a menos comisiones que la retirada de dinero en cajeros», aunque si se viaja fuera de la eurozona el usuario debe recordar que las comisiones serán por retirar dinero del cajero y por cambio de divisa. (http://www.finanzas.com/)