Tiene razón el presidente

0
47

En menos de ocho meses desde que fue juramentado, el 16 de agosto, el presidente Luis Abinader ha tenido que enfrentar muchos asuntos conflictivos y hasta peliagudos, como el de la amoralidad sexual entre algunos funcionarios y el uso desmedido de la violencia por parte de los agentes de la Policía Nacional, para solo señalar dos.

Ahora ha tenido que defenderse con vehemencia de un asunto, según su parecer, extemporáneo: una eventual repostulación para las elecciones de mayo del año 2024, distantes más de tres años.

Cuando este asunto le ha sido puesto en las manos por un periodista, el presidente se ha salido con relativa facilidad. Pero esta vez la guanábana madura ha caído y se ha desparramado en medio de su partido, el PRM que, en su norma interna o particular, prohíbe la reelección.

La Constitución de la República, artículo 124, la permite por una vez y desde todo punto de vista sería una acción legítima, si quisiera optar por la reelección, contraponer la Carta Sustantiva a unos estatutos.

Pero de momento este no es el caso.

El presidente no ha dicho que no le interesa; ha dicho, con bastante claridad, que es un asunto extemporáneo; que tiene demasiadas tareas por delante como para lanzar al país a una discusión paralizante y contraproducente como lo es el de un eventual segundo período consecutivo de gobierno.

Nadie debería hacer un curso de historia política para ver que tiene razón el presidente.

Están allí, frescos, los efectos de la reelección presidencial en el PLD de los años 2008, 2015 y 2016, y para los más experimentados, los del año 2004 durante la administración de Hipólito Mejía. [Editorial El Día]