Un funcionario degenerado sexual pone en peligro la credibilidad del Gobierno de Luis Abinader, mientras de trasfondo, el manejo nada correcto del Gabinete de Salud hace estallar el volcán de muertos e infectados por el coronavirus chino. Comienzan de ese modo, las horas más peligrosas para el régimen del PRM

0
133

Decir que en menos de seis meses la gente se lamenta del poco sentido pragmático de un gobierno de resentidos perredeístas, sería ocultar una verdad de a puño, toda vez que muchos ya están viendo, que la incertidumbre, por un lado, el poco sentido pragmático por el otro, conspiran al unísono para poner en ridículo y en absoluta falsedad, todo cuanto hasta ahora el gobierno del señor Luis Abinader se regocija de supuestamente haberlo hecho bien.

En este sentido, lo que ha quedado claro, es que la única política que tiene el presidente es la de reprimir cada vez más a la generalidad de los medios de comunicación y de información de masas y mucho más a los periódicos digitales y periodistas independientes que se resisten a ser controlados y por un gobierno, que desde el 16 de agosto  le ha animado un solo propósito de controlar y manipular a la población por vía de imponer el terror y la persecución mas reiterada en contra del periodismo libre.

Al mismo tiempo, provoca indignación, que mientras el gobierno se ha dedicado a desconocer contratos de servicios, del Estado con medios de comunicación y con el solo propósito de hacerlos desaparecer o lo otro, de pretender hundirlos económicamente recortando a la mitad, los valores que sustentan cientos de esos contratos y lo mas abusivo y que genera tanto escozor, de hasta perseguir familiares directos de periodistas dueños de medios digitales y como otra manera grosera de querer silenciarlos o controlarlos, desde el despacho de Abinader se instruye o se aprueba, que medios del gobierno, como los que tienen que ver con los de los hijos de la directora de prensa y vocera presidencial, logran contratos de publicidad millonarios y con gran descaro y desvergüenza y no porque no tengan derecho como todos los demás medios, periodistas y ciudadanos, a tenerlos, sino porque son obtenidos y firmados en base a tráfico de influencias y abuso de poder.

De esta manera, el régimen del PRM empieza su impronta o sello indeleble perredeísta de odio y persecución, sin medir propósitos ni consecuencias y al parecer, dispuesto a ganar la mayor cantidad de enemigos o adversarios en el menor tiempo posible. Así se tiene y en la medida que la nave del Estado hace como naufraga por las incompetencias e incapacidades de quienes conforman el primer gobierno plutocrático de la historia nacional, a que poco que mucho, dentro de la población empieza a suscitarse una animosidad apenas contenida y debido a que Abinader y su gente, parecería que están dispuestos solo a gobernar en base a manipulación, mentiras, propaganda y abusos inacabables de poder.

Por un lado, con una policía a la que el PRM le ha despertado y desde el ministerio de Interior, el peor animo retaliador y represivo como desde 20 años atrás no se conocía, generando unas desgraciadas como desagradables políticas de represión nazista y a niveles, de que cualquier día la población se insurreccione y frente al agobio, desencanto y animo de pelea que ya empieza a vislumbrarse dentro de sectores de pueblo y clase media y quienes empiezan a tener miedo de un autoridad,  que al parecer, disfruta, persiguiendo, acorralando y aterrorizando a la población joven,  a la que sus principales capitostes los mantienen en zozobra y al garate.

Como contrapartida, Abinader, nuestro joven e inexperto presidente, se solaza actuando como si fuera un actor de cine muy amigo de la frivolidad y la propaganda Y constantemente anunciando una política de “voy a hacer voy a hacer” que nadie cree y de la que todos se burlan.

Y Ahora, el destape de la joya de la corona de las inmoralidades gubernamentales: Un viejo y descerebrado sátiro sexual, director del Instituto Agrario, Leonardo Faña, persiguiendo como un endemoniado a una agraciada funcionaria que nombró en el departamento que dirige y la que hostigó, acorraló y terminó por violar y lo más sorprendente, con el apoyo silente y cómplice del movimiento militante feminista, que desde el despacho de una hija del ex presidente Salvador Jorge Blanco, se le tiene bajo control, movimiento, que hasta esta mañana no se había pronunciado condenando el grosero abuso y como tampoco lo hizo con relación al otro escándalo financiero de la primera ministra de la Juventud de este gobierno y menos, por la otra barbaridad de apropiación indebida de fondos públicos, de aquellos los 100 millones de pesos que se apropió el director de ayudas sociales, Tony Peña Guaba y para regalárselos a 70 artistas amigos suyos y colaboradores de Abinader.

Así las cosas, el gobierno del PRM y de Abinader, parecería que apunta a ser el peor de todos los gobiernos originados en el PRD de cuando la Guerra Fría y lo que sorprende, toda vez que muchos entendíamos al joven presidente como una persona decente, de principios y correcta.

Mientras tanto más de medio millón de emprendedores y muchos mediáticos y sus familias han sido llevados a la quiebra por funcionarios de comportamiento facistoides, generando con ello un aumento preocupante en los mas de casi tres millones de personas que se encuentran en el umbral de pobreza, mientras y como grave contraste, el gobierno plutocrático a mejorado el nivel y calidad de vida de empresarios, banqueros y ricos amigos suyos y beneficiando directa e indirectamente a cerca de un millón de personas de clase media venida a menos.

De ñapa, el Gabinete de Salud y el propio ministerio de Salud Pública, torpes a un grado infinito, no saben como lidiar con los efectos traumáticos y cada día mayores de la penetración del coronavirus chino en el territorio nacional y la terrible cuota de infectados y muertos que le acompaña y lo que hasta ahora, sus responsables han negado continua y sistemáticamente y que será el otro ramal, por medio del cual, Abinader tendrá sus peores miedos

Finalmente, así vemos que un funcionario degenerado sexual pone en peligro la credibilidad del Gobierno de Luis Abinader, mientras de trasfondo, el manejo nada correcto del Gabinete de Salud hace estallar el volcán de muertos e infectados por el coronavirus chino. Comienzan de ese modo, las horas más peligrosas para el régimen del PRM. (DAG)