Un hombre armado siembra el pánico en un complejo hotelero de Manila

0
55

Un hombre armado ha abierto fuego este jueves con un rifle de asalto en Manila, la capital de Filipinas, ha informado Ronald dela Rosa, jefe de la policía, a la cadena de radio DZMM, según la agencia France Presse. Dela Rosa ha asegurado que nadie ha resultado herido y que no ha habido toma de rehenes, aunque ha reconocido que el atacante aún no ha sido detenido. Además ha indicado que por el momento no hay confirmación de que se trate de un ataque terrorista. El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) había asumido horas antes la autoría de los hechos, según el grupo de inteligencia SITE.  El complejo Resorts World Manila —que comprende un hotel, un casino, un centro comercial y un cine— ha señalado en su perfil de Twitter que la policía continúa trabajando en el recinto.

La policía y los SWAT se desplegaron en el Resorts World Manila alrededor de la 1.30 hora local (las 18.30 en la España peninsular). Inicialmente se informó de que varios hombres habían abierto fuego en el complejo hotelero de forma indiscriminada y varios empleados relataron a medios locales que varias personas habían sido alcanzadas por las balas. El jefe de la policía lo ha desmentido. "Nadie ha recibido un tiro", ha dicho. Dela Rosa ha informado de que el atacante, que aparentemente actuaba solo, entró en las salas de juego del complejo hotelero y disparó con un rifle M4 a una pantalla de televisión. Después vertió gasolina sobre una mesa de juego y le prendió fuego, según la agencia France Presse. El jefe de policía asegura que el hombre abandonó la sala y subió las escaleras hacia el hotel del resort. "Hemos revisado las habitaciones [de la planta del hotel en la que fue visto el agresor], pero no lo encontramos", ha admitido.

La policía filipina, que rodeó el complejo turístico, comenzó a evacuar el establecimiento poco después de conocerse el incidente. Varios testigos afirmaron que dotaciones de bomberos y ambulancias también se desplazaron hasta el hotel, desde donde se elevaba una fuerte humareda, según una fuente citada por el diario Inquirer. 

La empresa propietaria del inmueble informó en Twitter de que colabora con la policía filipina "para garantizar que todos los clientes y empleados están a salvo". "Pedimos vuestras oraciones en estos difíciles momentos", publicó Resorts World Manila en la red social. 

En la ciudad de Marawi, en el sur del país, milicias islamistas afines al ISIS combaten desde hace 10 días contra tropas gubernamentales en enfrentamientos que han causado más de 170 muertos. (http://internacional.elpais.com)